Bombas de Chocolate

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 65 minutos
Tiempo de cocción: 50 minutos
Categoría: Postres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Bombas de Chocolate

200 gr. de chocolate negro
1 sobre de levadura en polvo
100 gr. de azúcar
2 huevos
100 gr. de mantequilla
3 cucharadas de leche
85 gr. de harina
25 gr. de cacao en polvo
Nata montada

Cómo preparar Bombas de Chocolate

Para elaborar unas riquísimas bombas de chocolate lo primero que debemos hacer es rallar 100 gr. de chocolate, para juntarlo posteriormente con los huevos previamente batidos, la leche, el cacao, el azúcar y una mezcla tamizada de harina y levadura. Mezclamos bien todos los ingredientes hasta que estén bien integrados y el resultado sea homogéneo.

Ponemos el horno a precalentar a 180º C, con calor por arriba y por abajo. Mientras se calienta vertemos la masa en moldes individuales de silicona con forma redondeada. Cuando el horno esté caliente lo bajamos a 150º C y dejamos que se hagan las bombas durante unos 40 minutos. No es necesario que estén hechas del todo, porque lo ideal es que el centro quede cremoso y no seco. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Aparte, ponemos el azúcar con un poco de agua en una cacerola a fuego medio, y vamos removiendo hasta que se forme caramelo. Después, añadimos la mantequilla y el chocolate cortado en trocitos. Dejamos que se fundan estos ingredientes a fuego suave durante unos minutos más, sin dejar de remover para que estén bien integrados. Después, desmoldamos las bombas y vertemos el sirope de chocolate que hemos conseguido por encima.

Podemos acompañar las bombas cubiertas de chocolate caliente con un poco de nata. Para que quede más decorativa, la pondremos en una manga pastelera con boca ancha y después decoraremos el plato. Servimos de inmediato ¡Estarán deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las bombas de chocolate son un postre solo apto para los más golosos. Cuando te metes un trozo en la boca saboreas, no solo el chocolate del bollo, sino también el sirope de chocolate que lo acompaña. Si, además, le añades un poco de nata, el resultado es absolutamente delicioso.

Ver más recetas de