Buey de Mar Relleno Cocido

Porciones / número de personas: 2 personas
Tiempo de Preparación: 40 minutos
Tiempo de cocción: 25 minutos
Categoría: Marisco
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Buey de Mar Relleno Cocido

250 ml. de vino blanco
1 buey de mar
aceite
1 cebolla
Sal
1 huevo
1 hoja de laurel
Perejil
Agua

Cómo preparar Buey de Mar Relleno Cocido

Para cocer bien el buey de mar debemos utilizar una olla lo suficientemente grande para que quepa sin problemas. Dependiendo de su tamaño añadiremos más o menos agua, pero siempre teniendo en cuenta que, por cada litro que añadamos, debemos poner 30 gramos de sal.

Añadimos también a la cocción una hoja de laurel. Cuando el agua esté caliente incorporamos el buey de mar y lo dejamos a fuego medio durante un cuarto de hora.

Mientras se cuece el buey de mar ponemos otra olla más pequeña al fuego con agua y, cuando esté caliente, incorporamos un huevo. Lo dejamos hasta que esté cocido. Después, lo cortamos en trocitos y reservamos.

Tras un cuarto de hora de cocción retiramos la olla con el buey de mar del fuego e introducimos éste en agua con hielo durante un par de minutos.

Procedemos a cortar el buey de mar. Para ello, le quitamos las patas y las abrimos, y abrimos también el caparazón. Desmenuzamos la carne de ambas partes y las reservamos en un plato.

Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite y, cuando esté caliente, incorporamos una cebolla mediana, cortada en trozos. La dejamos, dándole vueltas de vez en cuando, hasta que esté dorada y blanda. A continuación, añadimos la carne del buey de mar desmenuzada y el huevo picado. Incorporamos también 250 ml. de vino blanco y lo dejamos todo a fuego medio durante unos minutos, hasta que el vino se haya evaporado.

Procedemos a limpiar el caparazón hasta que no queden restos. Después, le añadimos la mezcla que teníamos en la sartén, junto con un poco de perejil picado.

El plato se puede servir tanto recién hecho como tras haberlo dejado reposar unas horas.

Foto: http://recetasdelchefnoruego.blogspot.com

ver más recetas

Introducción de la receta

Es cierto que comer un buey de mar es un capricho, pero no es un capricho excesivamente caro, sino de esos que podemos permitirnos de vez en cuando. Para que nos salga con más carne, a la hora de elegirlo, a igual tamaño escogeremos el que más pese.

Ver más recetas de