Cantuccini de Pistachos, Almendras y Pasas

titulo receta

Porciones / número de personas: 10 personas
Tiempo de Preparación: 110 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Cantuccini de Pistachos, Almendras y Pasas

3 huevos
Pistachos
Almendras
Pasas
30 gr. de mantequilla
Una pizca de sal
250 gr. de azúcar
1 naranja
1 limón
350 gr. de harina de repostería
1 cucharadita de levadura en polvo

Cómo preparar Cantuccini de Pistachos, Almendras y Pasas

Para disfrutar de unas deliciosas cantuccini de pistachos, almendras y pasas lo primero que debemos hacer es derretir la mantequilla en una cacerola, a fuego medio. Después, retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.

En un bol lo suficientemente grande echamos dos huevos y la yema de un tercero, junto con el azúcar, y mezclamos bien. Después añadimos la mantequilla fundida y la ralladura del limón y la naranja, y volvemos a mezclar.

Aparte, en un bol mezclamos la harina, la sal y la levadura, y después tamizamos todos estos ingredientes en el bol de los huevos y el azúcar, pero incorporándolos poco a poco mientras vamos mezclando.

Por último, añadimos un puñadito de pistachos, almendras y pasas, y mezclamos de nuevo. Dividimos la masa en dos y le damos la forma de un rulo alargado y ligeramente aplastado.

Ponemos el horno a precalentar a 180º C., y cuando esté caliente metemos los rulos, dispuestos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y con una ligera separación entre ambos.

Los hacemos durante media hora y después los sacamos del horno y los dejamos enfriar durante 10 minutos. Después, con un cuchillo de sierra, cortamos el rulo en rebanadas y las colocamos sobre la bandeja de horno y otra vez las horneamos, pero en esta ocasión a 150º C, durante cinco minutos por cada lado.

Transcurrido este tiempo las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las cantuccini de pistachos, almendras y pasas están deliciosas. Son la mejor opción para acompañar el té o el café y admiten cualquier fruto seco, porque después, el conjunto, tendrá un sabor exquisito. Su única pega es que son tremendamente adictivas. Una vez que empieces a comerlas no podrás parar.

Ver más recetas de