Cheesecake con Mermelada de Fresa

titulo receta

Porciones / número de personas: 8 personas
Tiempo de Preparación: 190 minutos
Tiempo de cocción: 85 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Cheesecake con Mermelada de Fresa

180 gr. de galletas tipo María
500 gr. de queso crema
65 gr. de mantequilla
250 gr. de queso tipo mascarpone
380 gr. de leche condensada
250 gr. de yogur griego
5 huevos
40 gr. de maicena
Una cucharadita de extracto de vainilla
Mermelada de fresas
Fresas
Nata montada

Cómo preparar Cheesecake con Mermelada de Fresa

Para disfrutar de un riquísimo cheesecake con mermelada de fresa lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 180º C, con calor por arriba y por abajo.

Trituramos las galletas y las mezclamos con la temperatura a temperatura ambiente. Después, ponemos la mezcla en la base del molde, apretamos ligeramente con los dedos y la refrigeramos.

Ponemos en un bol el queso crema y el tipo mascarpone, la leche condensada y el yogur griego, y mezclamos bien con la ayuda de unas varillas.

Añadimos los huevos uno a uno, de manera que no añadiremos el siguiente hasta que no esté bien mezclado el anterior. Después, incorporamos la vainilla.

Incorporamos poco a poco la maicena, sin dejar de batir. Después, vertemos la mezcla en el molde y la llevamos al horno.

Horneamos 15 minutos y después bajamos la temperatura a 140º C y seguimos horneando 70 minutos más.

Después, abrimos ligeramente la puerta del horno y dejamos que el calor vaya saliendo y finalmente sacamos la tarta del horno y lla dejamos enfriar sobre una rejilla durante una hora.

Desmoldamos y la dejamos al menos una hora más en el frigorífico. Cuando la vayamos a servir la adornamos con nata montada y la ayuda de una manga pastelera, así como con mermelada de fresa la superficie y algunas fresas cortadas por la mitad. ¡Riquísima!

ver más recetas

Introducción de la receta

El cheesecake con mermelada de fresa está riquísimo. Pese a que tiene una gran apariencia, es muy fácil de hacer, incluso para personas que no tienen experiencia en repostería. ¡No hace falta una celebración especial para darte un capricho! Una vez que la pruebes no podrás vivir sin ella.

Ver más recetas de