Croissant de Mantequilla

titulo receta

Porciones / número de personas: 8 personas
Tiempo de Preparación: 45 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Categoría: Panes y bollos

Ingredientes para preparar Croissant de Mantequilla

600 gr. de harina
1 huevo
375 gr. de mantequilla
Una cucharadita de sal
150 gr. de azúcar
350 ml. de agua
20 gr. de levadura seca

Cómo preparar Croissant de Mantequilla

Para hacer un riquísimo croissant de mantequilla, lo primero que debemos hacer es echar en un bol la sal, el azúcar y la levadura seca. Mezclamos bien y añadimos el agua, y comenzamos a remover primero con unas varillas y después amasamos con las manos hasta obtener una masa homogénea. Entonces añadimos 75 gramos de mantequilla, que tiene que estar a temperatura ambiente, y amasamos de nuevo hasta que la masa vuelva a ser homogénea.

Colocamos la masa en un bol lo suficientemente grande. Lo tapamos con un trapo de cocina ligeramente humedecido y la dejamos reposar sesenta minutos. Transcurrido este tiempo estiramos la masa con un rodillo de cocina hasta dejar la plancha con un grosor de un centímetro y medio. Después, envolvemos la plancha en film y conservamos en el frigorífico, mejor si es una noche completa.

Cuando estemos a punto de sacar la masa del frigorífico envolvemos el resto de mantequilla, que tiene que estar blanda, en papel film, y amasamos con el rodillo hasta dejarla con un grosor de un centímetro. Entonces sacamos la masa del frigorífico, la quitamos el film y colocamos encima la mantequilla estirada. Envolvemos la mantequilla con la masa y amasamos con el rodillo, repitiendo la operación de envolver la mantequilla con la masa y amasar hasta conseguir que el conjunto sea homogéneo.

Estiramos la masa con el rodillo hasta dejarla con una forma de rectángulo fino, de más o menos el doble de largo que de ancho. Entonces cortamos la masa en triángulos. A cada triángulo le damos un corte de un centímetro en su base y enrollamos desde la base hacia arriba. A continuación doblamos la masa ligeramente por sus extremos para darla la forma de un croissant.

Ponemos a precalentar el horno a 180º C., con calor por arriba y por abajo. Cuando este caliente colocamos los croissants sobre una bandeja forrada con papel de horno. Después los pintamos con un poco de huevo batido y la ayuda de una brocha de cocina y metemos al horno durante un cuarto de hora. Cuando los croissants estén listos sacamos la bandeja y dejamos enfriar los croissants antes de consumirlos. ¡Deliciosos!


ver más recetas

Introducción de la receta

El croissant de mantequilla está delicioso. Este bollito gusta tanto internacionalmente porque queda muy tierno y jugoso, y con un sabor exquisito gracias a la mantequilla. Es perfecto para tomar en el desayuno o en la merienda, aunque lo cierto es que apetece a cualquier hora del día.

Ver más recetas de