Espinacas Gratinadas con Queso y Bechamel

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 40 minutos
Tiempo de cocción: 25 minutos
Categoría: Verduras y legumbres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Espinacas Gratinadas con Queso y Bechamel

100 gr. de bacon
Sal
500 gr. de espinacas
Nuez moscada
500 ml. de leche
2 dientes de ajo
30 gr. de harina
30 gr. de mantequilla
Aceite de oliva
Queso rallado

Cómo preparar Espinacas Gratinadas con Queso y Bechamel

Para realizar unas riquísimas espinacas con queso y bechamel, lo primero que debemos hacer es poner las espinacas, frescas o congeladas, en una olla hirviendo con abundante agua con sal. Las dejamos a fuego medio hasta que estén tiernas. Entonces, retiramos del fuego, las escurrimos y las reservamos.

Ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén, a fuego medio. Cuando el aceite esté un poco caliente echamos los ajos, partidos en láminas muy finas, y el bacon, partido en trozos muy pequeños. Damos unas vueltas mientras se van haciendo.

Cuando el bacon y el ajo estén hechos, echamos las espinacas en la sartén. Dejamos que se hagan unos minutos, dándoles una vuelta de vez en cuando. Retiramos y reservamos.

A continuación hacemos la bechamel. Para ello, ponemos la mantequilla en un cazo a fuego suave, removiendo hasta que se derrita. Después, le añadimos la harina tamizada poco a poco y removemos bien. Por último, incorporamos la leche hirviendo. Apartamos del fuego y removemos bien para que no queden grumos. Por último, le añadimos una pizca de sal y un poco de nuez moscada.

Ponemos las espinacas en un recipiente apto para horno y echamos encima la bechamel. Mezclamos y lo espolvoreamos con el queso rallado. Metemos el recipiente en el horno, previamente precalentado a 200º C, con calor por arriba y por abajo. Cuando estén casi hechas las espinacas con bechamel, las ponemos a gratinar. Después sacamos del horno y servimos antes de que se enfríen. ¡Buen provecho!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las espinacas gratinadas con queso y bechamel son deliciosas. Constituyen la manera perfecta para lograr que los niños coman verdura por el sabor riquísimo que aporta la bechamel y el queso y la textura del gratinado, que a todo el mundo encanta.

Ver más recetas de