Mini Pavlova

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 90 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Mini Pavlova

3 claras de huevo
Una cucharadita de zumo de limón
200 gr. de azúcar
Una cucharadita de esencia de vainilla
Una cucharada de maicena
150 ml. de nata para montar
75 gr. de queso para untar tipo Philadelphia
150 gr. de mermelada de fresa opcionalmente
Fresas

Cómo preparar Mini Pavlova

Para disfrutar de unas riquísimas mini pavlova lo primero que vamos a hacer es el merengue. Para ello ponemos en un bol las claras de huevo a temperatura ambiente y con unas varillas eléctricas las batimos a velocidad alta.

Cuando formen picos añadimos poco a poco el azúcar y seguimos batiendo. El merengue estará listo cuando se formen picos fuertes y al levantar las varillas no se caigan las claras montadas.

Precalentamos el horno a 100º C., con calor por arriba y por abajo. Después, añadimos al merengue la vainilla, el zumo de limón y la maicena, y mezclamos todo con movimientos suaves y envolventes.

Aparte, forramos una bandeja con papel de horno. Echamos el merengue en una manga pastelera y vamos formando sobre la bandeja nidos de merengue separados entre sí, con un pequeño hueco en su interior.

Metemos las mini pavlova en el horno y horneamos durante una hora. Después, sacamos la bandeja y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras se hacen las mini pavlova preparamos el relleno. En un bol mezclamos la nata, el queso crema y la mermelada opcionalmente, y batimos bien hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.

Metemos el relleno en la manga pastelera y cuando las mini pavlova estén hechas rellenamos cada uno de los nidos.

Por último, ya solo queda lavar y secar las fresas, retirarlas el rabito, cortarlas en láminas y adornar. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las mini pavlova están riquísimas. Estos postres individuales son perfectos cuando quieres sorprender a tu familia, en ocasiones especiales, o cuando tienes invitados en casa. Son más fáciles de hacer de lo que parecen y están más ricas de lo que imaginas. Pruébalas, porque te aseguramos que merecen la pena.

Ver más recetas de