Pastas de Almendra

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 40 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Pastas de Almendra

100 gr. de mantequilla
200 gr. de harina
1 cucharada de levadura
70 gr. de azúcar
15 gr. de manteca
1 huevo
70 gr. de almendra

Cómo preparar Pastas de Almendra

Para hacer unas riquísimas pastas de almendra lo primero que debemos hacer es echar en un bol el azúcar, la manteca, el huevo y la mantequilla. Mezclamos bien hasta conseguir una pasta homogénea.

Aparte, trituramos la mitad de la almendra hasta convertirla en polvo, y la otra mitad la trituramos en trocitos pequeños. Además, reservamos unas cuantas almendras para adornar las galletas. Incorporamos ambas a la mezcla anterior, y removemos bien.

Mezclamos la levadura y la harina y la ponemos en un bol, haciendo un montoncito con un hueco en el centro, donde echaremos la mezcla que hemos preparado anteriormente. Removemos bien y después continuamos trabajando la masa con las manos. Podemos hacerlo en una encimera, con un poco de harina espolvoreada por encima para que la masa no se pegue.

Cuando la masa sea homogénea la estiramos con un rodillo, hasta convertirla en una plancha de un centímetro de grosor aproximadamente. Después, con la ayuda de un molde vamos cortando la masa y vamos colocando las galletas en una bandeja de horno, forrada con papel de hornear, dejándolas un poco separadas entre sí. A continuación ponemos una almendra en cada galleta, y la hundimos un poco con los dedos.

Ponemos a precalentar el horno a 200º C., con calor por arriba y por abajo. Cuando esté caliente metemos las galletas y dejamos que se hagan durante unos 20 minutos. Después sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de consumir. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las pastas de almendra están deliciosas. Gustan a los niños y encantan a los mayores por su riquísimo sabor tradicional. Son perfectas para el desayuno y también para la merienda, porque lo cierto es que apetecen a cualquier hora del día. Además, son fáciles y no te llevarán mucho tiempo.

Ver más recetas de