Salsa de Patatas Bravas

titulo receta

Porciones / número de personas: 1 persona
Tiempo de Preparación: 35 minutos
Tiempo de cocción: 25 minutos
Categoría: Salsas
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Salsa de Patatas Bravas

Azúcar moreno.
4 tomates maduros.
Sal.
1 pimiento rojo.
Pimienta.
2 cabezas de ajo.
Aceite de girasol.
2 cucharadas de postre de guindilla seca.
1 cucharada de pimentón de la Vera dulce.

Cómo preparar Salsa de Patatas Bravas

Me encantan las patatas bravas. Sin embargo, suelo elegir muy bien los sitios donde las tomo, porque no en todos los bares saben dar ese punto que me gusta a la salsa. Hay en muchos sitios donde le añaden tabasco o ketchup, lo cual, desde mi punto de vista, no es lo que necesita esta receta.

También me gusta mucho hacer patatas bravas en casa. La salsa que preparo es un poco más laboriosa, pero muy fácil de hacer y, desde luego, no tiene nada que ver con la que venden preparadas en los supermercados. A veces hago de sobra y la congelo, y así tengo para las siguientes ocasiones.

En primer lugar, debemos precalentar el horno a 200º C, con calor por arriba y por debajo.

Mientras se calienta, lavamos el pimiento y los tomates. Los ponemos sin cortar en una bandeja apta para el horno, junto con las guindillas, el ajo y el pimentón. Añadimos un poco de sal y de pimienta al conjunto, el azúcar moreno y un generoso chorro de aceite, y metemos la bandeja al horno.

Cuando vemos que las verduras están blanditas sacamos la bandeja del horno y dejamos que se enfríen un poco. A continuación, pelamos el pimiento, los ajos y los tomates.

Trituramos todo, añadiendo el jugo resultante que tenemos en la bandeja. Una vez hecha la salsa la probamos, para añadir más sal en caso de ser necesario.

Solo nos falta verter la salsa sobre las patatas. Aunque si no la vamos a consumir inmediatamente, también podemos conservarla en el frigorífico si la metemos en un recipiente cerrado herméticamente, o bien la podemos congelar en bolsas.

ver más recetas

Introducción de la receta

El secreto de unas buenas patatas bravas pasa, principalmente, por su salsa. Hay muchas maneras de elaborarla, ya que puede incorporar diferentes ingredientes, pero todas ellas tienen algo en común: deben ser al menos un poco picantes, para que el plato tenga sentido.

Ver más recetas de