Tarta de Ricotta y Fresas

titulo receta

Porciones / número de personas: 8 personas
Tiempo de Preparación: 65 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos
Categoría: Postres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Tarta de Ricotta y Fresas

4 huevos
1 sobre de gelatina de fresa en polvo
250 ml. de leche condensada
250 gr. de fresas frescas
500 ml. de leche entera
Un poco de mantequilla
500 gr. de queso ricotta
1 cucharada de aroma de vainilla
3 cucharadas de maizena
4 cucharadas de azúcar

Cómo preparar Tarta de Ricotta y Fresas

Para hacer una riquísima tarta de ricotta y fresas lo primero que debemos hacer es coger un molde desmontable de tartas y untarlo con un poco de mantequilla. A continuación separamos las yemas de las claras y reservamos las claras.

Las claras las batimos junto con el azúcar, la leche, la leche condensada, la esencia de vainilla y la maizena. Debemos obtener una masa homogénea y sin grumos. Después, añadimos el queso y batimos bien de nuevo, hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Reservamos.

Aparte, echamos las claras que teníamos reservadas en un bol y las batimos hasta ponerlas a punto de nieve. Entonces las añadimos a la mezcla que hemos conseguido, poco a poco y realizando movimientos envolventes, para que no se bajen.

Ponemos a percalentar el horno a 180º C, con calor por arriba y por abajo. Mientras se calienta, echamos toda la mezcla en el molde. Lo metemos al horno y dejamos que se haga unos 40 minutos aproximadamente. Después sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar. Otra posibilidad consiste en hacer la tarta con una base de galletas o con un marco de hojaldre, pero es opcional, porque sin esta base la tarta no perderá su forma a la consistencia de los ingredientes utilizados.

Mientras se enfría la tarta, preparamos la gelatina y vamos lavando las fresas y cortándolas el rabo. Podemos colocarlas sobre la tarta enteras o partidas en trozos grandes, a nuestro gusto. Después, añadimos la gelatina, repartiéndola bien por toda la superficie de la tarta con la ayuda de una brocha de cocina. Dejaremos que tome cuerpo metiéndola en el frigorífico y lista para consumir. ¡Exquisita!

ver más recetas

Introducción de la receta

La tarta de ricotta y fresas es uno de los clásicos de la repostería. El secreto de su éxito está en combinar la textura del queso ricotta con el agradable sabor de las fresas. El resultado es una tarta muy suave y deliciosa, que siempre es un acierto.

Ver más recetas de