Tarta Dobos, Postre Húngaro

titulo receta

Porciones / número de personas: 8 personas
Tiempo de Preparación: 150 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Categoría: Cocina internacional

Ingredientes para preparar Tarta Dobos, Postre Húngaro

6 huevos
Una pizca de sal
300 gr. de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
150 gr. de harina de trigo
250 gr. de chocolate para postres
435 gr. de mantequilla
4 claras de huevo
150 gr. de azúcar moreno
45 ml. de agua
120 ml. de nata líquida
Almendras picadas

Cómo preparar Tarta Dobos, Postre Húngaro

Para disfrutar de una deliciosa tarta Dobos lo primero que hay que hacer es batir seis claras con la sal y después añadir la mitad del azúcar, pero poco a poco y sin dejar de batir, hasta que la mezcla quede firme.

A continuación le añadimos las correspondientes yemas y seguimos mezclando con movimientos envolventes. Después incorporamos la esencia de vainilla y la harina tamizada, y volvemos a mezclar.

Cuando tengamos la masa lista las dividimos en tres partes. Forramos la bandeja de horno con papel de hornear y vertemos la primera parte de la masa, extendiéndola bien para que ocupe toda la bandeja con un espesor uniforme. Introducimos la bandeja en el horno, previamente precalentado a 180º C., y dejamos que se haga unos 10 minutos.

Transcurrido este tiempo la sacamos del horno y la dejamos enfriar un minuto sobre una rejilla. Después colocamos papel de hornear por encima, le damos la vuelta y vamos despegando con cuidado el otro papel. Después, dibujamos dos círculos en el bizcocho de unos 18 centímetros de diámetro.

A continuación repetimos todo el proceso con las otras dos partes de masa que tenemos reservadas, teniendo en cuenta que no debemos tirar los retales que nos queden cuando cortemos los círculos, porque nos servirán para hacer la séptima capa del bizcocho si lo estimamos oportuno

Una vez tenemos los bizcochos hacemos la crema de chocolate y mantequilla. Para ello derretimos el chocolate calentándolo unos segundos en el microondas y reservamos. Después batimos las cuatro claras de huevo y a continuación le vamos añadiendo el resto del azúcar que tenemos poco a poco, hasta alcanzar el punto de nieve.

Posteriormente añadimos 375 gr. de mantequilla a temperatura ambiente y cortada a trozos, y seguimos batiendo hasta obtener una crema consistente. Y por último incorporamos el chocolate que tenemos reservado y vamos batiendo hasta que todos los ingredientes estén integrados.

En cuanto al caramelo, echamos en un cazo el azúcar moreno y el agua, y lo calentamos a fuego lento. Cuando el azúcar se haya disuelto subimos la temperatura y cuando adquiera el color típico del caramelo apartamos del fuego y le añadimos la nata y el resto de la mantequilla.

Colocamos de nuevo el cazo a fuego lento y vamos removiendo hasta obtener una crema homogénea y densa. Entonces retiramos y lo dejamos enfriar, removiendo de vez en cuando.

A continuación echamos esta mezcla, una vez se haya enfriado un poco, encima del círculo de bizcocho más bonito que tengamos y lo extendemos con una paleta de silicona, de manera que quede extendida hasta los bordes. Dejamos enfriar.

A la hora de montar la tarta reservamos una parte de la crema para cubrir los laterales y el resto lo dividimos en tantas capas como vayamos a poner. Encima de un plato o una fuente colocamos una capa de bizcocho y sobre él un poco de esta crema, y la extendemos hasta los bordes con una paleta de silicona, procurando que la capa de crema queda tan gruesa como el bizcocho. Así vamos colocando todas las capas de bizcocho que tenemos, alternándolas con la crema, y terminamos con una capa de bizcocho cubierta de crema.

Cubrimos también los laterales con la crema que habíamos reservado, hasta que queden completamente cubiertos. Después, los adornamos con almendra picada, que quedará pegada a la crema. Con la crema que nos ha sobrado colocamos ocho pequeños rosetones sobre la última capa de bizcocho, que nos ayudarán a colocar los trozos del bizcocho cubierto con caramelo que hemos reservado.

Cortamos el bizcocho cubierto con la crema de caramelo con un cuchillo untado con un poco de mantequilla, de manera que nos queden ocho triángulos, que colocaremos de la forma tradicional, ligeramente inclinados, sobre los rosetones de crema que hemos puesto en la parte superior de la tarta. En el centro colocamos otro rosetón de crema, a modo de adorno. ¡Y la tarta está lista para servir! ¡Deliciosa!

ver más recetas

Introducción de la receta

La tarta Dobos, postre húngaro, es un postre exquisito, que resulta muy adecuada para un cumpleaños, una celebración o cualquier otra ocasión especial. Lleva el nombre de su inventor, Jósezf C. Dobos y el secreto de su éxito se esconde en su caramelo glaseado. Es laboriosa, pero merece la pena.

Ver más recetas de