LaRazon.es

Alitas de Pollo con Salsa de Miel

titulo receta

Porciones / número de personas: 3 personas
Tiempo de Preparación: 50 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos
Categoría: Aves
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Alitas de Pollo con Salsa de Miel

12 alitas de pollo
Ajo en polvo
Un cuarto de taza de salsa de soja
Sal
Pimienta
1 cucharada de kétchup
2 cucharadas de vinagre
1 cucharada de aceite de oliva
Media taza de miel

Cómo preparar Alitas de Pollo con Salsa de Miel

Hacer unas riquísimas alitas de pollo con salsa de miel es muy fácil. A mí me enseñó a cocinarlas mi amiga Rosa y desde entonces las suelo poner cuando vienen invitados a casa. Lo que más me gusta de esta receta es que es sumamente práctica, pero a la vez muy original. Encanta a todo el mundo, porque el sabor con el que se queda el pollo es absolutamente delicioso.

Para hacer la receta lo primero que debemos hacer es preparar la salsa. Para ello, echamos en un bol el kétchup, la miel, la soja, el aceite de oliva y el vinagre, y mezclamos bien para que todos los ingredientes queden bien integrados y se forme una salsa homogénea.

Después, salpimentamos las alitas de pollo y les añadimos también el ajo en polvo, repartiéndolo bien por toda su superficie.

Cogemos una bandeja de horno y forramos su interior con papel de aluminio, siempre con el lado brillante hacia abajo. Colocamos sobre él las alitas y, a continuación, vertemos sobre ellas la salsa.

Ponemos el horno a precalentar a 180º C, con aire por arriba y por abajo, y cuando esté caliente introducimos la bandeja en el horno. Dejamos que las alitas se vayan haciendo durante unos cuarenta minutos, hasta que veamos que están doradas. Durante este tiempo, iremos vigilando para que no se queme la salsa.

Ya solo queda sacar del horno, emplatar y servir. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las alitas de pollo están deliciosas hagamos como las hagamos. Pero con salsa de miel están realmente increíbles porque resultan muy sabrosas. Esta salsa acompaña perfectamente al pollo, dándole un punto original y a la vez exquisito. Además, hacerlas es sumamente rápido y fácil, así que no da ninguna pereza.

Ver más recetas de