LaRazon.es

Berlinas Rellenas de Chocolate

titulo receta

Porciones / número de personas: 3 personas
Tiempo de Preparación: 150 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Berlinas Rellenas de Chocolate

125 gr. de leche
60 gr. de azúcar
7 gr. de levadura seca de panadería
Una pizca de sal
40 gr. de mantequilla
300 gr. de harina de fuerza
1 huevo
Aceite de oliva
Medio litro de leche
Chocolate instantáneo
Medio litro de leche

Cómo preparar Berlinas Rellenas de Chocolate

Para realizar unas riquísimas berlinas rellenas de chocolate, lo primero que hay que hacer es calentar un poco la leche y deshacer en ella la levadura. Después, la echamos en un bol y añadimos la mantequilla, el azúcar (dejando un poco para decorar) y el huevo. Removemos bien.

A continuación le añadimos una mezcla de harina y sal. Removemos primero y amasamos después hasta conseguir una masa fácilmente manejable. Hacemos una bola con ella, la cubrimos con un trapo limpio y seco, y dejamos que aumente su volumen durante sesenta minutos.

Tras este tiempo estiramos la masa sobre una superficie plana ligeramente enharinada, hasta dejarla con, aproximadamente, dos centímetros de grosor. Con un vaso o un cortador cortamos porciones redondas, que colocaremos convenientemente separadas en una bandeja de horno forrada con papel de horno. Las tapamos con un paño limpio y seco, y dejamos reposar durante otros sesenta minutos.

Mientras, podemos aprovechar para hacer la crema de chocolate. Para ello juntamos la leche caliente con el chocolate instantáneo, removemos y formamos una crema más bien espesa, que pondremos en una manga pastelera.

Ya solo queda freír las berlinas en abundante aceite y sacarlas a una fuente forrada con papel de cocina, para que se absorba el aceite sobrante. Después, las rellenamos con la crema de chocolate y, por último, espolvoreamos un poco de azúcar antes de servir. ¡Exquisitas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las berlinas rellenas de chocolate están deliciosas. Son un bollo que tiene la ventaja de que siempre queda bien, muy suave y esponjoso. Si a ello le unes el riquísimo sabor del chocolate, el resultado es un postre que es un éxito asegurado. Gusta tanto a niños como a mayores.

Ver más recetas de