LaRazon.es

Bizcocho con Dos Chocolates

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 55 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Bizcocho con Dos Chocolates

Un yogur de limón
Un sobre de levadura en polvo
Un vasito de yogur de aceite de girasol
3 huevos
3 vasitos de yogur de harina
2 vasitos de yogur de azúcar
120 ml. de nata líquida
200 gr. de chocolate blanco
200 gr. de chocolate negro

Cómo preparar Bizcocho con Dos Chocolates

Para disfrutar de un riquísimo bizcocho con dos chocolates lo primero que hay que hacer es precalentar el horno a 180º C., con calor por arriba y por abajo.

A continuación echamos el yogur en un recipiente. Batimos los huevos con el azúcar y los añadimos también, y por último incorporamos la harina tamizada con la levadura, y posteriormente el aceite. Batimos con la batidora después de añadir cada ingrediente hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

Volcamos la masa en un molde desmontable de silicona o previamente untado con mantequilla y espolvoreado con un poco de harina. Después lo metemos al horno y horneamos durante media hora.

Transcurrido este tiempo lo sacamos del horno, dejamos que se enfríe ligeramente para desmoldarlo, y después lo dejamos enfriar completamente.

Cuando esté frío el bizcocho comenzamos a hacer la cobertura de los dos chocolates. Por un lado troceamos el chocolate blanco y reservamos. Después ponemos la nata líquida a calentar a fuego medio, hasta que alcance el punto de ebullición, y la echamos sobre el chocolate troceado. Removemos bien hasta que esté fundido.

Repetimos la operación con el chocolate negro, y una vez que tengamos los dos chocolates, los repartimos, mezclándolos, sobre la superficie del bizcocho, con la ayuda de una cuchara, dejando que los chocolates vayan escurriendo para lograr un resultado vistoso. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El bizcocho con dos chocolates está delicioso. Es muy fácil y rápido de hacer, y tiene un resultado final muy vistoso, por lo que gusta a todo el mundo, tanto niños como mayores. Perfecto como desayuno e ideal como merienda, pero está tan rico que puedes darlo incluso como postre.

Ver más recetas de