LaRazon.es

Bizcocho de Natillas con Glaseado

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 45 minutos
Tiempo de cocción: 25 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Bizcocho de Natillas con Glaseado

100 gr. de galletas María
170 ml. de leche
4 huevos
50 gr. de aceite de girasol
50 gr. de azúcar
3 natillas
6 hojas de gelatina
500 ml. de nata
60 gr. de azúcar avainillado
300 gr. de azúcar glas
1 cucharada de zumo de limón
Agua

Cómo preparar Bizcocho de Natillas con Glaseado

Para disfrutar de un riquísimo bizcocho de natillas con glaseado lo primero que debemos hacer es triturar las gallegas en una picadora. Aparte, batimos dos huevos con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa y blanquecina.

A continuación añadimos el aceite y 50 ml. de leche a la mezcla, y vamos removiendo todo bien. Después echamos las galletas trituradas y mezclamos con movimientos envolventes, hasta que veamos que no hay grumos.

Ponemos el horno a precalentar a 180º C., con calor por arriba y por abajo. Mientras se calienta echamos la mezcla en un molde de silicona o en uno convencional previamente engrasado. Después lo metemos al horno y dejamos que el bizcocho se vaya haciendo durante unos 15 minutos. Cuando veamos que está hecho, sacamos del horno y dejamos enfriar.

A continuación preparamos las natillas. Para ello ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante unos cinco minutos. Aparte, calentamos el resto de la leche en una cacerola y cuando vaya a hervir añadimos la gelatina bien escurrida. Apartamos la cacerola del fuego y removemos bien. Dejamos enfriar ligeramente y mezclamos con las natillas.

Después montamos la nata con el azúcar avainillado hasta que esté firme e incorporamos la nata mezclando con movimientos envolventes. A continuación damos un corte horizontal al bizcocho y rellenamos con las natillas que hemos conseguido. Conservamos en el frigorífico.

Para hacer el glaseado batimos las claras de dos huevos con las varillas hasta que estén espumosas y después vamos añadiendo poco a poco el azúcar glas sin dejar de batir. A continuación añadimos el zumo de limón y si es necesario un poco de agua hirviendo, hasta obtener un glaseado que se pueda extender fácilmente.

Por último, pintamos con la ayuda de una brocha de cocina la parte superior del bizcocho y dejamos secar para que se endurezca. Y listo para comer. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El bizcocho de natillas con glaseado está delicioso. Es un postre exquisito, muy suave y cremoso, que prácticamente se deshace en tu boca cucharada tras cucharada. Esto, unido a que tiene un sabor único, le convierte en el favorito tanto de niños como de mayores. ¡Apetece a todas horas!

Ver más recetas de