LaRazon.es

Bollitos Rellenos de Arándanos

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 120 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Categoría: Panes y bollos

Ingredientes para preparar Bollitos Rellenos de Arándanos

360 gr. de harina
Una pizca de sal
145 gr. de azúcar
Azúcar avainillado
1 huevo
50 gr. de mantequilla
20 gr. de levadura
2 vasos de arándanos
100 gr. de azúcar glas
Unas gotas de zumo de limón
2 cucharadas de agua

Cómo preparar Bollitos Rellenos de Arándanos

Para disfrutar de unos bollitos rellenos de arándanos lo primero que debemos hacer es colocar la levadura en el bol. Añadimos una cucharada de azúcar, un poco de leche caliente, un poco de harina y mezclamos muy bien. Después, reservamos en un lugar cálido.

A continuación ponemos 85 gramos azúcar, junto con 320 gramos de harina, el azúcar avainillado, la sal y la yema de un huevo en un bol lo suficientemente grande. Vertemos el resto de la leche, la mantequilla y la levadura que teníamos reservada y mezclamos todo bien primero con unas varillas y luego con las manos.

Colocamos la masa que hemos conseguido en una superficie ligeramente enharinada y seguimos trabajándola con las manos. Cuando hayamos conseguido una masa homogénea hacemos con ella una bola, la cubrimos con un paño y la dejamos reposar.

Cuando la masa haya doblado su tamaño, la extendemos con la ayuda de un rodillo, hasta alcanzar un espesor de aproximadamente 5 mm. Después, cortamos esta plancha en cuadrados de aproximadamente unos 7 centímetros de lado.

Aparte, mezclamos los arándanos con las dos cucharadas de azúcar sobrantes y con la cucharada de harina sobrante. En cada cuadrado de masa ponemos dos cucharadas de la mezcla de arándanos y después ponemos otro cuadrado de masa por encima, uniendo bien los bordes de manera que tengamos un bollo alargado.

Colocamos los bollos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y horneamos en el horno, previamente precalentado a 160º C., durante unos 20 minutos. Una vez estén hechos, sacamos y dejamos enfriar.

Mientras se enfrían vamos preparando el glaseado. Para ello echamos en un bol el azúcar glas, con el agua y el zumo de limón, y mezclamos bien con unas varillas. Después, pintamos los bollos ya fríos con la ayuda de una brocha de cocina y dejamos que el glaseado se solidifique, y ya están listos para comer. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

Los bollitos rellenos de arándanos están deliciosos. Gustan tanto a niños como a mayores por dos razones principalmente. La primera es su exquisito sabor, con ese relleno de arándanos que le hace ser jugoso. Y la segunda es por su textura, ya que quedan tiernos y esponjosos. ¡Un diez!

Ver más recetas de