LaRazon.es

Bollo Devonshire

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 140 minutos
Tiempo de cocción: 12 minutos
Categoría: Panes y bollos

Ingredientes para preparar Bollo Devonshire

500 gr. de harina de fuerza
150 ml. de agua
2 cucharaditas de sal
150 ml. de leche
40 gr. de azúcar
40 gr. de mantequilla
14 gr. de levadura seca
500 ml. de nata para montar
Mermelada de fresa
Azúcar glas

Cómo preparar Bollo Devonshire

Para disfrutar de un riquísimo bollo Devonshire lo primero que debemos hacer es poner en un bol la harina, el azúcar, la sal y la levadura. Removemos con una cuchara de madera.

A continuación añadimos la mantequilla, que tiene que estar a punto de pomada, y la leche. Volvemos a mezclar y poco a poco incorporamos el agua. Después, mezclamos con las manos y ponemos la masa en una encimera ligeramente enharinada.

Amasamos hasta que la masa sea elástica. Después, hacemos con ella una bola y la depositamos en un bol ligeramente enharinado. La tapamos con film y dejamos que repose durante dos horas.

Transcurrido este tiempo amasamos durante un minuto y la cortamos en doce porciones iguales. Hacemos una bola con cada una de las porciones y las depositamos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Dejamos que reposen otra hora más, tapadas con un paño limpio y seco.

Precalentamos el horno a 220º C., y cuando esté caliente horneamos los bollos durante doce minutos. Después, los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando estén completamente fríos montamos la nata y le añadimos un poco de azúcar glas, removiendo con movimientos envolventes. Después abrimos los bollitos con un cuchillo de sierra, sin llegar a partirlos completamente.

Echamos la nata en una manga pastelera y rellenamos los bollitos, echando también un poco de nata por encima. Sobre la nata ponemos un poco de mermelada de fresa y ya están listos para comer. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

El Bollo Devonshire está exquisito. Este delicioso bollo, tierno y esponjoso, presenta como característica la grieta que se hace en el centro para ser rellenado con nata montada. Se hace rápidamente y el resultado es espectacular. Un postre perfecto para disfrutar y compartir en familia. ¡Gusta a niños y mayores!

Ver más recetas de