LaRazon.es

Cáscara de Naranja Confitada Paso a Paso

titulo receta

Porciones / número de personas: 8 personas
Tiempo de Preparación: 4320 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Cáscara de Naranja Confitada Paso a Paso

4 naranjas
Azúcar

Cómo preparar Cáscara de Naranja Confitada Paso a Paso

Para hacer una riquísima cáscara de naranja confitada paso a paso, lo primero que hay que hacer es cortar las naranjas en dos mitades. Después, las exprimimos y guardamos el zumo.

Quitamos toda la pulpa que está pegada a la piel y después ponemos las cáscaras en agua fría, poniéndolas un peso encima para que estén totalmente sumergidas. Las dejamos así 24 horas.

Transcurrido este tiempo las sacamos, las escurrimos y las cortamos en tiras de, aproximadamente, unos seis milímetros. A continuación las echamos en una cacerola, con agua fría, y las ponemos a fuego medio. Cuando el agua hierva apartamos la cacerola del fuego, escurrimos las cáscaras y las ponemos en un bol donde habremos echado previamente agua con hielo.

Transcurridos unos minutos, volvemos a repetir la operación de hervir y enfriar las cáscaras otras dos veces más. La última vez que las pongamos en agua fría, las escurrimos y las secamos bien.

Una vez están secas las pesamos y echamos en una cacerola su mismo peso en azúcar y también el mismo peso en zumo de naranja. Como el peso del zumo de naranja que teníamos reservado probablemente sea inferior al peso de las cáscaras, terminaremos de completar con el agua, pero lo importante es que la suma del peso del zumo de naranja y el agua sea el mismo que el de las cáscaras.

Ponemos la cacerola con el azúcar y la mezcla de agua y zumo, a fuego medio. Cuando rompa a hervir echamos las cáscaras y, al romper de nuevo a hervir, bajamos el fuego y dejamos que se vayan cocinando durante media hora. A continuación apartamos la cacerola del fuego y dejamos enfriar tres horas.

Después volvemos a poner la cacerola a fuego y cuando rompa a hervir dejamos cocinamos otros treinta minutos y dejamos enfriar tres horas más. Y repetimos la misma operación una vez más.

Posteriormente, sacamos las cáscaras de naranja y las ponemos a secar sobre una rejilla, y después al aire libre durante unos dos días. Este proceso se puede acelerar si las metemos en el horno, a temperatura mínima, durante unas cuatro horas. Otra manera de acelerar el tiempo es pasarlas por azúcar blanco antes de ponerlas a secar. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

La cáscara de naranja confitada está deliciosa. Puedes utilizarla en numerosos postres, lo que les dará un toque de sabor y de colorido muy especial. Tienen una textura exquisita y son perfectas para conservar, por lo que sin duda su largo pero sencillo proceso de elaboración merece la pena.

Ver más recetas de