LaRazon.es

Crema de calabaza, judías y jamón

Porciones / número de personas: 4
Tiempo de Preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 35 minutos
Categoría: Entrantes
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Crema de calabaza, judías y jamón

500 gr de judías blancas cocidas,
250 gr de calabaza sin la corteza
1 patata
1 cebolla
3-4 cucharadas de aceite de oliva
Medio litro de caldo de ave o verduras
4 lonchas de jamón ibérico cortadas en tiras
Sal
Pimienta
Picatostes y perejil picado

Cómo preparar Crema de calabaza, judías y jamón

Para preparar la receta tenemos dos opciones: emplear judías blancas cocidas de bote (previamente lavadas y escurridas para que pierdan el sabor a conserva), o bien poner a remojo un puñado de judías el día anterior y cocerlas al día siguiente en la olla rápida hasta que queden bien tiernas. De cualquiera de las maneras saldrá bien la crema, pero la opción de la conserva es siempre más rápida y cómoda. Después hay que poner el aceite a calentar en una cazuela para poder saltear en él la cebolla, previamente picada muy fina, hasta que empiece a tomar un bonito color dorado. Entonces, añadiremos las judías cocidas y escurridas, la patata cortada en rodajas y la calabaza, pelada y troceada. Le damos unas vueltas a todo para luego cubrir el guiso con el caldo; ha de cocer bien a fuego lento, tapado y durante unos 30 minutos o hasta que las verduras hayan quedado muy tiernas. Entonces, sólo tenemos que pasarlas por el pasapurés o la batidora; si la crema queda muy espesa, puede aligerarse con un poco de agua o caldo de la cocción. Salpimentar y acompañar por unos crujientes de jamón; para prepararlos, se colocan las lonchas de jamón cortadas sobre una fuente de horno cubierta con papel sulfurizado y se hornean a 200º hasta que queden crujientes. Para presentar la receta, hay que verter la crema en platos individuales y cubrirla con los crujientes de jamón, unos picatostes y un poco de perejil fresco picado.
ver más recetas

Introducción de la receta

Las cremas de legumbres y verduras son estupendas y reconfortantes, y una buena manera de ingerir estos productos si no nos gustan los pucheros tradicionales. Para los vegetarianos, la receta es perfecta solamente prescindiendo del jamón.

Ver más recetas de