LaRazon.es

Donuts con Glaseado de Azúcar

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 100 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Categoría: Panes y bollos

Ingredientes para preparar Donuts con Glaseado de Azúcar

225 gr. de harina de fuerza
Una pizca de sal
15 gr. de levadura fresca de panadería
40 gr. de agua
25 gr. de azúcar glas
40 ml. de agua
25 gr. de mantequilla
70 ml. de leche
Una yema de huevo
2 cucharadas de azúcar
Aceite de oliva

Cómo preparar Donuts con Glaseado de Azúcar

Para disfrutar de unos riquísimos donuts con glaseado de azúcar lo primero que debemos hacer es poner en un recipiente la harina e irle añadiendo la levadura fresca desmenuzada.

Después añadimos el azúcar glas, la mantequilla -que tiene que estar blanda-, la yema de huevo, el agua, la leche y una pizca de sal. Amasamos bien hasta obtener una masa homogénea. Si es necesario, podemos añadir un poco más de agua.

Hacemos una bola y la dejamos reposar en un bol ligeramente enharinado, tapada con un paño limpio y seco, durante una hora.

Transcurrido este tiempo la extendemos sobre una superficie ligeramente enharinada y con la ayuda de un rodillo también enharinado estiramos la masa hasta dejarla con una altura de aproximadamente un centímetro. Después, y con la ayuda de un molde cortamos la masa en forma de donuts y dejamos que repose unos 45 minutos.

Ponemos en una sartén amplia abundante aceite de oliva. Cuando esté caliente vamos metiendo los donut de uno en uno, haciéndolos primero por un lado y después por el otro. Cuando estén hechos, los vamos dejando sobre papel de cocina para que se absorba el aceite sobrante.

Para hacer el glaseado ponemos en un bol el azúcar y unas gotas de agua, y mezclamos bien. Con una brocha de cocina pintamos los donuts, aún calientes, con el glaseado, y dejamos que se sequen y se enfríen. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

Los donuts con glaseado de azúcar están deliciosos. Estos famosos bollitos hechos en tu propia casa son aún más sanos, tiernos, esponjosos y exquisitos que los que compras habitualmente. ¡Además, son más fáciles de hacer de lo que piensas y están todavía más ricos de lo que imaginas!

Ver más recetas de