LaRazon.es

Dulce de Calabaza

titulo receta

Porciones / número de personas: 10 personas
Tiempo de Preparación: 100 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos
Categoría: Postres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Dulce de Calabaza

1 calabaza
Azúcar
2 sobres de gelatina sin sabor por kilo de calabaza
Almendra rallada

Cómo preparar Dulce de Calabaza

Este dulce lo hago siempre en otoño. Es como un ritual que me prepara para la llegada del invierno. Oler el aroma de la calabaza me hace dejar atrás los meses de calor y me reconcilia con la llegada de los primeros fríos.

En primer lugar, debemos pelar la calabaza. Después, procedemos a cortarla en trozos no demasiado grandes. Pesamos y reservamos.

En una olla grande ponemos los trozos de calabaza y los mismos gramos de azúcar que el peso que tengan los trozos de calabaza. Lo dejamos todo a fuego medio.

Poco a poco la calabaza irá soltando sus jugos. Para ayudar en el proceso de cocción, cogemos una cuchara de madera y vamos aplastando los trozos de calabaza a medida que se vayan poniendo blandos, removiendo todo el conjunto de vez en cuando.

Cuando hayamos conseguido una pasta, retiramos la olla del fuego y añadimos la gelatina sin sabor. Los sobres que utilicemos dependerá de cuánto hayan pesado los trozos de calabaza. En general, se recomienda dos sobres por cada kilo. Mezclamos bien y reservamos.

Forramos con un film un molde rectangular. Después, vertemos la pasta que ya tenemos preparada, extendiéndola por todo el molde. Dejamos que se enfríe y después lo llevamos al frigorífico, donde se terminará de solidificar. Una vez frío, podremos desmoldarlo, aunque lo seguiremos conservando en el frigorífico.

Para una excelente presentación de la barra, espolvoreamos un poco de almendra rallada por encima y le añadimos un poco de miel, lo que le dará un toque más sofisticado.

Foto: http://umami.typepad.com/

ver más recetas

Introducción de la receta

Si eres fan de los dulces elaborados con calabaza te conviene tener a mano uno en barra, perfecto para permitirte un toque dulce tras las comidas, para acompañar tus tostadas en el desayuno o darte un capricho en la merienda. Adornándolo bien, puede quedar espectacular para concluir una comida pesada.

Ver más recetas de