LaRazon.es

Galletas Integrales

titulo receta

Porciones / número de personas: Galletas Integrales
Tiempo de Preparación: 25 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Categoría: Panes y bollos
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Galletas Integrales

225 gr. de harina integral
Media cucharada de postre de sal
100 gr. de harina
1 huevo
50 gr. de azúcar
150 gr. de manteca

Cómo preparar Galletas Integrales

La bollería industrial no me gusta, pero a veces tengo que reconocer que me apetece comer una galleta con el café de media tarde. En cuanto tengo un rato me lanzo a hacer galletas integrales. No tardo mucho tiempo, no es una receta cara y sé que estoy comiendo sano y cuidando mi dieta. ¡A veces incluso las hago para regalar a las amigas! Las meto en una caja, pongo un lazo y resulta un regalo de lo más original.

Para comenzar a preparar las galletas integrales lo primero que hago es coger un bol grande. En él mezclo la harina y la harina integral. A continuación le añado la sal, el azúcar, un huevo batido y la manteca, que he derretido previamente. Mezclo bien todos los ingredientes, para terminar amasando con la mano.

Espolvoreo un poco de harina sobre la encimera de la cocina y coloco sobre ella la masa que he obtenido. Con un rodillo la voy estirando, hasta que quede una lámina no demasiado fina, para que no se rompa, pero lo suficientemente gordita para que queden unas galletas de algo menos de un centímetro de grosor. Podemos utilizar moldes para cortar la masa, pero a mí me gusta más dar a las galletas una forma redondeada y más artesanal.

Pongo el horno a precalentar a 175º C, con aire por arriba y por abajo. Mientras se calienta, forro la bandeja con papel de horno y coloco encima las galletas. Cuando el horno está caliente las meto y dejo que se horneen aproximadamente un cuarto de hora. Y ya están listas para consumir. ¡Buenísimas!

Foto: http://www.flickr.com/photos/akane86/7131002155/

ver más recetas

Introducción de la receta

¿Quién dice que las galletas integrales no pueden conservar todo su sabor? Además de ser sanas, son nutritivas y están riquísimas. Una alternativa a la bollería industrial con la que comenzar a funcionar por la mañana o con la que regalarte una merienda de lujo.

Ver más recetas de