LaRazon.es

Galletas Saladas

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 25 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Aperitivos y Tapas

Ingredientes para preparar Galletas Saladas

130 gr. de harina de trigo
Una pizca de sal
Una cucharadita y media de levadura en polvo
55 gr. de mantequilla
Media cucharadita de azúcar
2 cucharadas de agua fría
Una cucharada de aceite de girasol

Cómo preparar Galletas Saladas

Para hacer unas riquísimas galletas saladas, lo primero que debemos hacer es poner a precalentar el horno a 200º C., con calor por arriba y por abajo.

Mientras, ponemos en el vaso de la batidora la harina, el azúcar, la levadura y un cuarto de cucharadita de sal. Después, añadimos 40 gr. de mantequilla fría cortada en trozos pequeños y batimos.

Añadimos a continuación el aceite y volvemos a batir. Después incorporamos dos cucharadas de agua fría y volvemos a batir, añadiendo algo más de agua si fuera necesario.

Espolvoreamos un poco de harina sobre la encimera y trabajamos la masa con las manos hasta conseguir una masa homogénea. Después, la estiramos con la ayuda de un rodillo, hasta que tenga un grosor suficiente como para poder cortar las galletas sin que se nos partan.

Cortamos las galletas en rectángulos no demasiado grandes con la ayuda de un cortador y pinchamos dos veces con un tenedor cada galleta. A continuación, las colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear, ligeramente separadas entre sí.

Doramos las galletas durante unos diez minutos. Mientras tanto, echamos en un bol 15 gr. de mantequilla derretida con un cuarto de cucharadita de sal. Mezclamos bien y, cuando las galletas estén listas las retiramos del horno y las pintamos con la ayuda de una brocha de cocina con la mezcla de mantequilla y sal que hemos preparado previamente. Ya solo queda dejar enfriar las galletas sobre una rejilla y listas para consumir. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las galletas saladas están deliciosas. Por su textura y su exquisito sabor sirven para tomar a modo de aperitivo o para acompañar a los entrantes. Si las haces en casa son mucho más sanas que las compradas y están todavía más ricas. ¡Tienes el éxito garantizado!

Ver más recetas de