LaRazon.es

Licor de Café Casero Rápido

Categoría: Cócteles y Bebidas
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Licor de Café Casero Rápido

Base Neutra Barañano (0,750 litros)
Café (0,125 kg.) Recomendamos comprar el café en grano y romperlo en la medida de lo posible para para conseguir un aroma más auténtico.
Azúcar (0,3 kg. / litro)
Agua (0,75 litros)

Opcional: si se le quiere dar un toque diferente se le podría añadir media cáscara de limón o naranja (solo la cáscara, sin lo blanco), vainilla, hojas de hierba melisa, canela, nuez moscada, chocolate negro, pimiena de jamaica como nos recomienda el sumiller del Restaurante Abiaga, Endika Urreta.

Cómo preparar Licor de Café Casero Rápido

Antes de Baño María:

En un recipiente de cristal y de buen cierre, se introducen la base neutra, el café y de manera opcional cualquiera de los otros ingredientes a gusto del consumidor. Lo cocemos al baño María (sin que llegue a hervir el agua, 80º aprox) durante 45 minutos con el recipiente cerrado, así evitamos en parte la evaporación del alcohol y la perdida de aromas, ya que este sistema es menos agresivo contra el aguardiente y el café que cuando lo hervimos directamente. Al cocerlo al baño María la temperatura a la que exponemos a la base neutra y al café es inferior por lo que la perdida de alcohol es menor y la posibilidad de extraer sabores amargos del café no deseados se minimiza.

Una vez finalizado el baño María, esperamos a que se enfrie y abrimos con cuidado el recipiente, ya que es posible que haya hecho vacio (en este caso es recomendable meter la punta de un cuchillo por la junta). Una vez abierto, añadimos el azúcar mientras revolvemos el producto.

Una vez finalizado este proceso, se deja enfriar a temperatura ambiente para que el licor no soporte cambios bruscos de temperatura y posibles alteraciones.

A continuación, procedemos a una primera cata para analizar si es de nuestro gusto. Para ello, deberemos de analizar los siguientes aspectos:

Graduación alcohólica: si es muy elevada, se le puede añadir agua. Si es muy baja se le deberá añadir base neutra Barañano.Si se quiere saber el grado exacto se debera destilar (pueden comprarnos este utensilio en este link EN BREVE).

Grado de azúcar: si es muy elevado, se le puede añadir base neutra Barañano y agua (mitad y mitad). No es muy recomendable abusar de esto, ya que al añadir la base neutra y el agua, disminuye el aroma a cafe. Si es muy bajo el grado de azucar, se le añadirá azúcar. Como ya os hemos comentado en anteriores entradas, la diferencia principal entre un licor y un aguardiente es el azúcar y el grado alcohólico. Por lo que si lo que deseamos elaborar es un aguardiente de café en vez de un licor de café, únicamente nos tendremos que abstener de añadirle azúcar.

Aromas: si quieres potenciar el sabor del café en detrimento del resto, deberás de quitar el resto y añadir más café y retomar el baño María. Si por el contario, quieres acentuar el sabor de cualquiera de los ingredientes secundarios, deberás retirar el resto y dejar este e incluso añadir más cantidad del ingrediente que quieres potenciar.

Una vez satisfecho con el resultado, se debería de filtrar el licor con un colador (en caso de querer realizar un filtrado más exigente, se puede colocar encima del colador un trapo, pañuelo o similar o comprar un colador de tela), retirar las partes sólidas, guardando el licor resultante.

Visita mi blog: http://patxaranbaranano.blogspot.com.es/

ver más recetas

Introducción de la receta

Iniciamos este recetario de licores caseros con un clásico, el licor de café. Si por algo se diferencia nuestro recetario del resto es por dos motivos: En primer lugar porque nuestra base alcohólica es prácticamente insabora por lo que nuestro licor resultante no tendrá ese sabor a aguardiente de orujo que otras recetas aportan. Para ello emplearemos nuestra base neutra Barañano. En segundo lugar, aunque algunos tambien los realizan así, nos diferenciamos de la mayoría porque podremos elaborar nuestro licor en unas horas y empezarlo a degustar en un corto plazo de tiempo. Esto lo conseguimos a través del baño María en vez de la clásica maceración en frió.

Ver más recetas de