LaRazon.es

Mini Quiché de Champiñones y Pimiento

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 60 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
Categoría: Verduras y legumbres

Ingredientes para preparar Mini Quiché de Champiñones y Pimiento

1 paquete de masa brisa
Pimienta
Sal
1 pimiento rojo
150 ml. de nata líquida
1 pimiento verde
150 gr. de queso emmental rallado
300 gr. de champiñones
2 huevos
1 diente de ajo
1 cebolla
Aceite de oliva

Cómo preparar Mini Quiché de Champiñones y Pimiento

Para hacer un riquísimo mini quiché de champiñones y pimientos, lo primero que hay que hacer es precalentar el horno a 180º C., con calor por arriba y por abajo.

Después, cortamos la masa brisa de manera que tengamos cuatro círculos, que pondremos en sus correspondientes moldes, ligeramente engrasados si no son de silicona.

Pinchamos el fondo de la masa brisa, colocamos papel de aluminio por encima con unos cuantos garbanzos que hagan de peso para que la masa no suba, y horneamos durante un cuarto de hora aproximadamente. Si queremos saltarnos este paso también podemos hacer los mini quichés sin pasta brisa, echando el relleno directamente en el molde, aunque después será algo más difícil de desmoldar.

Mientras se hace la masa brisa en el horno, lavamos los pimientos y los picamos, junto con el diente de ajo y la cebolla. También lavamos y limpiamos bien los champiñones, y los laminamos.

Echamos un chorro de aceite de oliva en una sartén, la ponemos a fuego medio, y sofreímos todas las verduras. Reservamos.

En un recipiente aparte batimos los huevos y añadimos la nata y el queso. Salpimentamos, removemos bien y luego incorporamos las verduras que teníamos preparadas. Reservamos.

Cuando la masa brisa esté hecha repartimos el relleno por los moldes y volvemos a introducir al horno durante media hora aproximadamente. Después, sacamos, dejamos enfriar ligeramente, desmoldamos y servimos. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El mini quiché de champiñones y pimiento está delicioso. Es un plato individual que no deja indiferente. Se empieza a disfrutar simplemente con la vista, cuando se saca a la mesa, incluso antes de haberlo probado. Después, su sabor delicioso hace el resto. ¡No te lo puedes perder!

Ver más recetas de