LaRazon.es

Muffin de Chocolate con Nata y Frambuesa

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 50 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Muffin de Chocolate con Nata y Frambuesa

300 gr. de harina de trigo
150 gr. de chocolate
80 gr. de cacao puro sin azúcar
2 huevos
Una cucharada de levadura en polvo
Zumo de medio limón
Una pizca de sal
250 ml. de leche entera
100 gr. de mantequilla
250 gr. de azúcar
Nata montada
Frambuesas

Cómo preparar Muffin de Chocolate con Nata y Frambuesa

Para disfrutar de un riquísimo muffin de chocolate con nata y frambuesa lo primero que debemos hacer es mezclar la harina tamizada, la levadura, el cacao y la sal en un bol. Mezclamos bien y reservamos.

Aparte, en otro bol mezclamos la leche y el limón. Dejamos que repose la mezcla durante un cuarto de hora. Mientras tanto derretimos la mantequilla calentándola en el microondas y la reservamos.

En un bol batimos los huevos con el azúcar y mezclamos bien hasta que quede una mezcla cremosa. Después, añadimos a esta crema poco a poco y sin dejar de remover, a la mantequilla, que no tiene que estar muy caliente. Después, vamos incorporando la leche, también poco a poco y removiendo.

Posteriormente echamos la mezcla de harina que habíamos preparado anteriormente a esta última mezcla, sin dejar de remover. Troceamos el chocolate en trocitos pequeños y lo añadimos a esta masa.

Rellenamos los moldes de cupcakes hasta que ocupen más o menos la mitad. Después, los metemos en el horno, precalentado a 190º C. con calor por arriba y por abajo, y sin ventilador.

Dejamos que se hagan durante 20 minutos y después los sacamos del horno y los dejamos enfriar. Cuando estén completamente fríos ponemos por encima un poco de nata montada, con la ayuda de una manga pastelera, y una frambuesa recién lavada. Servimos inmediatamente. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El muffin de chocolate con nata y frambuesa está delicioso. Con este postre todo son ventajas: es fácil y rápido de hacer, y siempre queda tierno y esponjoso. Con su aspecto vistoso y su riquísimo sabor gusta a los niños y encanta a los mayores. ¡No se puede pedir más!

Ver más recetas de