LaRazon.es

Ostras Gratinadas con Queso

titulo receta

Porciones / número de personas: 8 personas
Tiempo de Preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 3 minutos
Categoría: Marisco

Ingredientes para preparar Ostras Gratinadas con Queso

16 ostras
Sal marina
2 dientes de ajo
Media taza de mantequilla
Medio limón
Un cuarto de taza de queso gruyere
3 cucharadas de perejil fresco picado
Un cuarto de taza de pan rallado

Cómo preparar Ostras Gratinadas con Queso

Para disfrutar de unas riquísimas ostras gratinadas con queso lo primero que debemos hacer es abrir las ostras con la punta de un cuchillo. Después, las apoyamos sobre un paño de cocina para que escurran el agua sobrante.

Vaciamos el contenido de las ostras en un recipiente y añadimos el zumo de medio limón. Escogemos las conchas más cóncavas y las lavamos bien. Reservamos.

Pelamos los dientes de ajo, los partimos en trozos y los machacamos con un mortero con una pizca de sal. Aparte, ponemos la mantequilla, que tiene que estar a temperatura ambiente, en un bol y batimos hasta formar una crema.

Añadimos el ajo a la mantequilla y batimos hasta que estén bien integrados los dos ingredientes. En un bol aparte mezclamos el queso y el pan rallado.

Ponemos a precalentar el horno, a 200º C., y con el grill encendido. Después, echamos una cantidad generosa de sal marina, extendiéndola por la superficie de una bandeja apta para horno, y colocamos las conchas encima.

Ponemos las ostras con un poco de zumo de limón sobre cada concha y después cubrimos con un poco de mantequilla de ajo, y por encima echamos la mezcla del queso y pan rallado.

Metemos la bandeja al horno durante unos tres minutos, o hasta que veamos que las ostras están doradas. Entonces las sacamos del horno, espolvoreamos un poco de perejil fresco picado y servimos inmediatamente. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las ostras gratinadas con queso están deliciosas. Este plato es perfecto para celebrar algún acontecimiento especial o para sorprender a tus invitados con una receta única y difícil de olvidar. Son muy fáciles y muy rápidas de hacer, por lo que no da ninguna pereza ponerte con ello.

Ver más recetas de