LaRazon.es

Pan de Ajo

titulo receta

Porciones / número de personas: 2 personas
Tiempo de Preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Aperitivos y Tapas
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Pan de Ajo

1 baguette o barra de unos 125 gr.
1 diente de ajo.
30 gr. de mantequilla.
3 ramitas de perejil fresco.

Cómo preparar Pan de Ajo

Para hacer un riquísimo pan de ajo ponemos a triturar en un robot de cocina el perejil y el diente de ajo, ya pelado y cortado a la mitad. Si queremos que no nos repita, quitaremos la parte central del ajo. Picamos todo muy fino.

A continuación le añadimos la mantequilla, que tiene que estar blanda, y volvemos a triturar, lo que nos permitirá obtener una mantequilla de ajo y perejil. Reservamos.

Cogemos la barra de pan ya horneada o la baguette precocida y hacemos unos cortes en diagonal con un cuchillo afilado, de manera que los cortes no lleguen hasta el final para que el pan no quede separado en trozos. La distancia entre corte y corte debe ser de dos dedos aproximadamente. De esta manera luego obtendremos rebanadas. Otra opción es cortar el pan longitudinalmente, como si fuéramos a hacer un bocadillo.

Tanto si hemos hecho los cortes diagonales como si hemos cortado el pan longitudinalmente, lo que tenemos que hacer a continuación es untar cada corte o cada media barra con la mantequilla de ajo y perejil que tenemos reservada.

Ponemos a preacalentar el horno a 200º C, con calor por arriba y por abajo. Si el pan que estamos utilizando ya está horneado lo envolveremos en papel de aluminio para que no se queme. Si está precocido, no hace falta.

Cuando el horno esté caliente metemos el pan. Lo dejaremos 7 minutos si el pan ya está horneado y 12 si sólo está precocido. Después sacamos y cortamos a rebanadas o en los trozos del tamaño que deseemos, a nuestro gusto. Dejamos que se enfríe ligeramente antes de servir. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El pan de ajo es una auténtica delicia. Se puede hacer en casa elaborando la masa del pan o, si queremos hacerlo más rápidamente, comprando una barra de pan ya horneada o una baguette precocida, que terminaremos de hornear en casa. El resultado es espectacular. ¡Está riquísimo!