LaRazon.es

Pastel de Crema Pastelera y Frutas del Bosque

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 120 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos
Categoría: Postres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Pastel de Crema Pastelera y Frutas del Bosque

250 gr. de mantequilla.
Una cucharadita de sal.
600 gr. de harina.
640 gr. de azúcar.
16 huevos.
Esencia de vainilla.
1 litro de leche.
300 gr. de frutas del bosque.
1 limón.
300 gr. de moras.

Cómo preparar Pastel de Crema Pastelera y Frutas del Bosque

Para preparar un delicioso pastel de crema pastelera y frutas del bosque, lo primero que debemos hacer es juntar las frutas del bosque y las moras en un mismo recipiente. Después, le añadimos el zumo de un limón y cuatro cucharadas de azúcar, removemos y reservamos.

A continuación hacemos el cuerpo del pastel. Para ello mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con 500 gr. de harina y algo menos de media cucharadita de sal. Removemos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Después añadimos 200 gr. de azúcar, 4 yemas de huevo y un poco de esencia de vainilla y trabajamos con las manos hasta formar una masa sólida. Dejamos en el frigorífico durante 60 minutos para que tome cuerpo.

Cuando queden unos minutos para que se cumpla este tiempo precalentamos el horno a 180º C, con calor por arriba y por abajo. A continuación ponemos la pasta que teníamos en el frigorífico en un molde para tartas y lo metemos al horno durante unos 40 minutos aproximadamente.

Mientras se va haciendo el pastel vamos preparando la crema pastelera. Para ello, echamos la leche en una cacerola y la ponemos a calentar, sin que llegue a hervir. Reservamos.

Aparte, separamos las claras de las yemas de 12 huevos. Batimos las yemas con 400 gr. de azúcar y las añadimos menos de media cucharadita de sal y un poco de esencia de vainilla. Echamos todo esto en otra cacerola grande y la dejamos a fuego medio. Removemos bien y vamos incorporando la leche templada y 100 gr. de harina, poco a poco, sin dejar de remover, para que no se nos pegue ni se nos hagan grumos. Cuando la crema espese retiramos del fuego y reservamos.

Sacamos la base del pastel del horno y lo dejamos enfriar un poco antes de desmoldar. Después, echamos encima la crema pastelera y, a continuación, los frutos del bosque y las moras, con la gelatina que habrán formado, y los repartimos bien por toda la superficie del pastel. Podemos adornarlo también con unas hojas de menta para dar color. ¡Exquisito!

ver más recetas

Introducción de la receta

Este pastel es un ejemplo de cómo una tarta puede entrar primero por los ojos y después deleitarnos con ella por el gusto. Su variedad de colores le hacen perfecto para que los demás lo disfruten, incluso antes de haberlo probado. Por cierto… ¡su sabor está delicioso!

Ver más recetas de