LaRazon.es

Patatas Fritas Muy Crujientes

titulo receta

Porciones / número de personas: 1 persona
Tiempo de Preparación: 40 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
Categoría: Guarniciones
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Patatas Fritas Muy Crujientes

2 patatas
Aceite de oliva suave
Una pizca de sal
Una cucharada de vinagre

Cómo preparar Patatas Fritas Muy Crujientes

Para conseguir patatas fritas muy crujientes lo primero que hay que hacer es pelar y cortar las patatas. Después, podemos seguir dos simples trucos. El primero de ellos tiene como objetivo quitarles el exceso de almidón y para ello es necesario hervirlas unos diez minutos en agua con sal y una cucharada de vinagre por litro de agua. Esto hace que la patata pierda el almidón, pero mantenga la pectina, lo que permite que quede crujiente por fuera y suave por dentro.

Cuando las saquemos del agua las pondremos a escurrir en un colador y las secaremos con papel de cocina. El resultado serán unas patatas más firmes y amarillas. Mientras se van enfriando sobre el papel de cocina, vamos calentando el aceite de oliva en una sartén para freírlas. Cuando estén fritas, las echaremos un poco de sal y… listas para consumir.

El segundo truco para que queden más crujientes pasa por realizar una doble fritura. Para ello, hay que calentar el aceite en una sartén a unos 200º C, ya que al introducir las patatas pierde temperatura. Freímos las patatas unos 50 segundos, moviéndolas de vez en cuando, y después las sacamos a una bandeja forrada con papel de cocina. Las dejamos enfriar media hora y después realizamos la segunda fritura (si queremos, entre la primera y la segunda fritura las podemos congelar y así quedarán más crujientes).

Para realizar la segunda fritura debemos volver a calentar el aceite a 200º C. Freímos las patatas, pero esta vez durante tres minutos y medio, hasta que adquieran su característico dorado. Después, las sacamos sobre una bandeja forrada con papel de cocina, para que se absorba el aceite sobrante, las echamos un poco de sal y comemos inmediatamente, antes de que se enfríen. ¡Deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las patatas fritas son la guarnición perfecta para una amplia variedad de platos. Gustan tanto a niños como a mayores, y si conseguimos que nos queden crujientes por fuera y suaves por dentro, como las sirven en algunos restaurantes, están el doble de ricas.

Ver más recetas de