LaRazon.es

Pollo Frito Extra Crujiente

titulo receta

Porciones / número de personas: 3 personas
Tiempo de Preparación: 80 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Aves

Ingredientes para preparar Pollo Frito Extra Crujiente

Un pollo entero
Aceite de oliva virgen extra
300 gr. de harina
Agua fría
Una cucharada y media de pimentón dulce
Una cucharadita de sal
Una cucharadita y media de curry
Una cucharadita de azúcar
Una cucharadita de pimienta negra molida
Una cucharadita de romero
Una cucharadita de mostaza en polvo
Una cucharadita de perejil en polvo
Una cucharadita de cebolla en polvo
Una cucharadita de ajo en polvo
200 gr. de copos de cereales sin azúcar

Cómo preparar Pollo Frito Extra Crujiente

Para disfrutar de un riquísimo pollo frito extra crujiente lo primero que haremos será poner en un bol lo suficientemente grande la harina y todas las especias, salvo una cucharadita de pimentón, otra cucharadita de curry y media cucharadita de pimienta negra molida, que reservaremos para hacer el rebozado.

Mezclamos bien la harina con las especies y vamos añadiendo agua fría poco a poco, sin dejar de mover, hasta alcanzar la textura deseada, como si fueran unas natillas. A continuación metemos el pollo dentro de esta mezcla, tapamos el bol con film y reservamos una hora en el frigorífico.

Aparte, ponemos los cereales en una bolsa de bocadillo y con el rodillo los machacamos un poco, de manera que se vean trocitos. Después, los echamos en un bol junto con las especias que habíamos reservado anteriormente.

Sacamos los trozos de pollo que teníamos reservados en el frigorífico, los escurrimos ligeramente y después los rebozamos con la mezcla de cereales.

Ya solo queda freír el pollo en abundante aceite de oliva, previamente calentado en una sartén a fuego medio. Cuando el pollo esté dorado lo pasamos a una bandeja forrada con papel de cocina, para que absorba el aceite sobrante. Lo serviremos inmediatamente. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El pollo frito extra crujiente está delicioso. Es muy fácil y tiene la ventaja de que siempre queda bien. Su textura crujiente es su rasgo más característico y lo que le convierte a este rebozado en el favorito de la familia. El resultado es un pollo sabroso y rico, rico.

Ver más recetas de