LaRazon.es

Quiché de Salmón

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 85 minutos
Tiempo de cocción: 70 minutos
Categoría: Pescado

Ingredientes para preparar Quiché de Salmón

Una plancha de masa quebrada o brisa redonda
Sal
Pimienta
250 gr. de salmón fresco
Aceite de oliva virgen
2 cebollas
500 ml. de nata líquida
Un puerro
4 huevos
100 gr. de queso de cabra

Cómo preparar Quiché de Salmón

Para disfrutar de un riquísimo quiché de salmón, lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 220º C., con calor por arriba y por abajo.

Colocamos la masa sobre un molde para tartas y lo ajustamos a la base y las paredes con los dedos. Después, la pinchamos con un tenedor y la introducimos al horno durante 10 minutos, poniendo encima unas judías o garbanzos secos para que no suba.

Mientras, preparamos el relleno. Para ello peleamos y picamos las cebollas y el puerro, desechando la parte verde. Echamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente sofreímos ambos ingredientes durante unos minutos.

Limpiamos el salmón de espinas y lo desmenuzamos. Aparte, batimos la nata junto con los huevos hasta que ambos ingredientes estén bien mezclados. Salpimentamos y añadimos el queso de cabra en trocitos. Mezclamos todo bien y reservamos.

Cuando tengamos la masa hecha retiramos las legumbres y echamos la mezcla de cebolla y puerro, después el salmón y por último la mezcla de nata, huevos y queso.

Metemos al horno durante un cuarto de hora y después bajamos la temperatura a 150º C, y dejamos que se termine de hacer durante 45 minutos más. Si queremos podemos añadir algunos trozos de perejil por encima, nuestra hierba aromática preferida o incluso trocitos de brócoli ya cocido. ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El quiché de salmón está riquísimo. El secreto de su éxito se esconde en su exquisito sabor, pero además es muy fácil y rápido de preparar, lo que le convierte en una excelente opción para tus comidas o cenas familiares. Si nunca lo has probado, ha llegado el momento.