LaRazon.es

Revuelto de espinacas, morcilla y piñones

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Verduras y legumbres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Revuelto de espinacas, morcilla y piñones

1 kg de espinacas frescas
1 morcilla de burgos
1 puñadito de piñones
6 huevos
2 dientes de ajo
Sal
Aceite de oliva

Cómo preparar Revuelto de espinacas, morcilla y piñones

En primer lugar, tendrás que quitar la piel de la morcilla; para ello, córtale los extremos y practica dos cortes longitudinales en la piel. Tira de ésta hasta quitarla del todo, y pica la carne para desmenuzarla.

Por otra parte, pela los dientes de ajo y córtalos en láminas finitas. Vierte aceite de oliva en una sartén grande y pon los ajos a dorar; cuando empiecen a chisporrotear, añade la morcilla desmenuzada y deja que se vaya haciendo a fuego fuerte, de manera que se tueste y pierda toda el agua. Remueve a menudo para que no se queme ni se pegue. Transcurridos 5 minutos, añade los piñones y dales unas vueltas hasta que se doren.

Limpia las espinacas (si las compras en bolsas vienen ya limpias) y pícalas en trozos grandes, retirando los rabitos. Incorpóralas al sofrito de morcilla y piñones, y añade un poco de sal. Ve removiendo hasta que las espinacas se reduzcan considerablemente; entonces, casca los huevos encima y rómpelos con una cuchara de madera. Baja el fuego a medio-lento y ve cuajando los huevos poco a poco, sin que se peguen al fondo ni se hagan demasiado. El revuelto debe quedar jugoso, pero cuajado. Sirve el plato inmediatamente, acompañado por una rebanada de pan frito por comensal.

ver más recetas

Introducción de la receta

¿Te gustan las espinacas? Pues acompañadas por la morcilla y los frutos secos son un plato de primera.

Ver más recetas de