LaRazon.es

Scones de Yogurt

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 12 minutos
Categoría: Postres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Scones de Yogurt

1 cucharada de azúcar
2 huevos
3 tazas de harina
3 cucharadas de agua fría
Dos cucharadas y media de levadura en polvo
Tres cuartas partes de una taza de yogur
Una pizca de sal
Tres cuartas partes de una taza de mantequilla

Cómo preparar Scones de Yogurt

Para preparar unos deliciosos scones de yogurt lo primero que debemos hacer es poner el horno a precalentar, con calor por arriba y por abajo. Mientras se calienta, forramos una bandeja de horno con papel de horno y vamos preparando los ingredientes.

En un bol lo suficientemente grande mezclamos el azúcar, la sal, la harina y la levadura, todo tamizado. Mezclamos muy bien, hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

A continuación, cogemos la mantequilla, a temperatura ambiente, y la deshacemos con los dedos, incorporándola a la mezcla anterior.

Aparte, en otro recipiente echamos el yogurt, un huevo batido y el agua fría. Mezclamos todo bien y lo incorporamos a la mezcla de azúcar, sal, harina, levadura y mantequilla. Volvemos a remover todos los ingredientes hasta conseguir una masa, que no trabajaremos mucho, porque es necesario que vaya casi sin amasar.

Enharinamos una superficie lisa y ponemos la masa que hemos conseguido encima. Después, la estiramos con un rodillo de madera, hasta alcanzar un espesor de unos dos centímetros y medio, aproximadamente. Ayudándonos de un molde de galletas de unos 4 centímetros de diámetro, cortamos unos cuantos círculos.

Colocamos sobre la bandeja forrada con papel de horno los discos que hemos conseguido, los pintamos con yema de huevo y una brocha, y los metemos al horno, aproximadamente unos doce minutos, o hasta que se hayan dorado. Después, sacamos del horno y… ¡listos para ser disfrutados!

ver más recetas

Introducción de la receta

Los scones son un postre delicioso, típicamente inglés. Para que queden de quitarse el sombrero hay que hacerlos muy tiernos, con una masa suave. Y éste es, precisamente, el toque que le aporta el yogurt. Para comerlos al estilo tradicional, lo mejor es tomarlos a la hora del té.

Ver más recetas de