LaRazon.es

Stromboli de Champiñones y Mozzarella

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 45 minutos
Tiempo de cocción: 25 minutos
Categoría: Panes y bollos

Ingredientes para preparar Stromboli de Champiñones y Mozzarella

225 ml. de agua
Una cucharadita de levadura de panadería seca
3 cucharadas de aceite de oliva virgen etra
400 gr. de harina de fuerza
Una cucharadita de sal
Un poco de albahaca
250 gr. de champiñones laminados frescos
Pimienta verde y rosa
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Medio pimiento rojo
300 gr. de queso mozzarella

Cómo preparar Stromboli de Champiñones y Mozzarella

Para disfrutar de un riquísimo stromboli de champiñones y mozzarella lo primero que debemos hacer es poner en un recipiente lo suficientemente grande el agua, el aceite de oliva, la sal, la harina y la levadura.

Mezclamos los ingredientes con las manos primero en el bol y luego en una encimera ligeramente enharinada hasta obtener una masa homogénea y manejable.

Aparte, calentamos el aceite en una sartén, a fuego medio. Cuando esté caliente echamos los champiñones y el pimiento, y los rehogamos hasta que estén blandos.

Estiramos la masa con la ayuda de un rodillo de cocina hasta formar un cuadrado. En el centro ponemos los champiñones, la albahaca, el pimiento, el queso cortado en trozos y la pimienta.

Enrollamos la masa con cuidado y la pinchamos con un cuchillo varias veces antes de introducirla en el horno, sobre una bandeja forrada con papel de hornear y con el pliegue para abajo.

Con el horno precalentado a 220º C., con calor por arriba y por abajo, dejamos que el stromboli se hornee durante 25 minutos. Transcurrido este tiempo lo sacamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Si queremos podemos adornarlo con semillas de amapola y tomarlo templado o frío, a nuestro gusto. ¡Riquísimo!

ver más recetas

Introducción de la receta

El stromboli de champiñones y mozzarella está delicioso. Este pan italiano relleno, que recuerda al calzone, triunfa por su exquisito sabor y su textura única. Es fino, pero queda muy esponjoso, y su relleno lo hace muy sabroso. ¡Apetece a todas horas y tiene la ventaja que siempre queda bien!

Ver más recetas de