LaRazon.es

Strudel de Membrillo

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 85 minutos
Tiempo de cocción: 35 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Strudel de Membrillo

250 gr. de harina
5 cucharadas de agua tibia
Una pizca de sal
3 cucharadas de aceite
1 huevo
1 kilo de membrillos
Azúcar glas
6 cucharadas de azúcar
50 gr. de mantequilla
2 cucharadas de zumo de limón
50 gr. de pasas
50 gr. de nueces ya peladas

Cómo preparar Strudel de Membrillo

Para hacer un riquísimo strudel de membrillo, lo primero que debemos hacer es preparar la masa. Para ello mezclamos en un bol la harina, el huevo, el aceite, el agua y una pizca de sal. Removemos con una cuchara de madera y luego trabajamos con las manos hasta conseguir una masa homogénea y flexible.

Lavamos un bol con agua caliente, depositamos la masa en forma de bola en él, y dejamos repasar durante media hora.

Mientras tanto, vamos preparando el relleno. Para ello hervimos los membrillos, los pelamos y los rallamos. A continuación los mezclamos con el azúcar, el zumo de limón, las nueces bien picadas, las pasas y la mantequilla previamente fundida en el microondas. Removemos bien y reservamos.

Estiramos la masa sobre una encimera ligeramente enharinada hasta obtener una forma cuadrada y fina. Entonces la pintamos con un poco de mantequilla fundida y cubrimos la mitad inferior de la masa con el relleno, procurando dejar un borde. Después doblamos hacia dentro los bordes laterales y enrollamos el strudel, que colocaremos sobre una bandeja de horno previamente forrada con un papel de hornear.

Precalentamos el horno a 180º C., con calor por arriba y por abajo, y cuando esté caliente metemos la bandeja. Durante la cocción podemos pintar el strudel con un poco de mantequilla fundida.

Cuando veamos que el strudel está hecho lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Después, solo queda espolvorear sobre él un poco de azúcar glas y listo. ¡Exquisito!

ver más recetas

Introducción de la receta

El strudel de membrillo está delicioso. Es un postre que no llevará demasiado tiempo ni te supondrá demasiado esfuerzo, y con él podrás sorprender a tus invitados y a tu familia, por lo que merece la pena. ¿El secreto de su éxito? Sin duda, su extraordinario sabor.

Ver más recetas de