LaRazon.es

Tarta de Queso y Gelatina de Fresa

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 225 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Tarta de Queso y Gelatina de Fresa

Un sobre de gelatina de fresa
200 gr. de fresas
360 ml. de agua hirviendo
200 ml. de nata líquida
15 galletas integrales
2 cucharaditas de zumo de limón
60 gr. de azúcar glas
Media cucharadita de aroma de vainilla
225 gr. de queso crema tipo Philadelphia
75 gr. de mantequilla

Cómo preparar Tarta de Queso y Gelatina de Fresa

Para disfrutar de una riquísima tarta de queso y gelatina de fresa lo primero que debemos hacer es trocear las galletas. Las introducimos en una bolsa de bocadillo y pasamos por encima un rodillo hasta convertirlas en polvo.

Después, las mezclamos con la mantequilla a temperatura ambiente hasta formar una pasta. Forramos con la pasta que hemos conseguido la base de un molde de tartas desmontable, aplastando la masa con los dedos. Reservamos.

Aparte, mezclamos el queso crema con el azúcar glas y la vainilla. Después, le vamos añadiendo poco a poco la nata, sin dejar de batir con unas varillas, hasta que la masa sea homogénea.

Echamos la mezcla en el molde, encima de las galletas trituradas y metemos en el frigorífico seis horas. Cuando falten tres horas empezamos con la preparación de la gelatina.

Ponemos el agua a hervir en una cacerola, a fuego medio. Cuando esté hirviendo añadimos la gelatina y removemos. Después, echamos la gelatina en un molde y dejamos que se enfríe ligeramente antes de introducir en la gelatina las fresas limpias y troceadas. Después, dejamos reposar tres horas en el frigorífico.

Cuando la tarta de queso esté cuajada vertemos la gelatina y la alisamos con una espátula. Dejamos reposar la tarta media hora en el congelador y ya está lista para servir. ¡Deliciosa!

ver más recetas

Introducción de la receta

La tarta de queso y gelatina de fresa está deliciosa. Esta tarta es muy vistosa y resulta perfecta para celebraciones y ocasiones especiales, como cumpleaños o aniversarios. Pero, además, como es tan fácil de hacer, no te costará mucho esfuerzo, ni invertirás mucho dinero. ¡Y siempre queda bien!

Ver más recetas de