LaRazon.es

Tarta Fácil de Oreo

titulo receta

Porciones / número de personas: 8 personas
Tiempo de Preparación: 210 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Tarta Fácil de Oreo

240 gr. de galletas oreo
50 gr. de mantequilla
250 gr. de queso crema
300 ml. de leche entera
500 ml. de nata líquida
2 sobres de cuajada
150 gr. de azúcar
Cacao en polvo

Cómo preparar Tarta Fácil de Oreo

Para disfrutar de una rica tarta fácil de Oreo lo primero que debemos hacer es separar las galletas Oreo de la crema que las acompaña. Trituramos las galletas de Oreo y reservamos la crema.

Las galletas trituradas las mezclamos con la mantequilla medio derretida. La masa que hemos obtenido la colocamos sobre la base del molde presionando bien con los dedos hasta que quede bien distribuida. Después, reservamos en el frigorífico.

En una cacerola ponemos a calentar, a fuego bajo, la mitad de la leche, la nata líquida, el queso, el azúcar y la crema de las galletas que teníamos reservada. Mientras, preparamos la cuajada. Para ello echamos en un vaso el resto de la leche, templada previamente, y los sobres de cuajada. Removemos bien hasta que no queden grumos.

A continuación añadimos la cuajada a la mezcla. Subimos a fuego medio y removemos con unas varillas constantemente, para que no se nos pegue. Cuando rompa a hervir apartamos del fuego y echamos la mezcla en el molde, sobre la base de galletas. Si queremos que la tarta tenga trozos de Oreo podemos incorporar los trozos, a nuestro gusto, antes de echar la mezcla en el molde.

Dejamos templar a temperatura ambiente y después metemos el molde en el frigorífico para que se termine de cuajar. Una vez desmoldemos la tarta la podemos adornar con cacao en polvo, trozos de oreo e incluso hojas de menta. ¡Deliciosa!

ver más recetas

Introducción de la receta

La tarta fácil de Oreo está deliciosa. Esta tarta tiene una muy sencilla elaboración, por lo que resulta perfecta si no dispones de mucho tiempo o no tienes experiencia en repostería. Tiene la ventaja de que gusta a todo el que la prueba, tanto niños como mayores. ¡Sorprende a todos!

Ver más recetas de