LaRazon.es

Torres de Berenjena, Mozzarella y Tomates

titulo receta

Porciones / número de personas: 3 personas
Tiempo de Preparación: 25 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Aperitivos y Tapas
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Torres de Berenjena, Mozzarella y Tomates

1 berenjena
50 ml. de aceite de oliva
1 tomate
1 puñado de albahaca fresca
1 bola de mozzarella
1 cucharada de piñones
Sal
1 cucharada de queso parmesano rallado
1 diente de ajo

Cómo preparar Torres de Berenjena, Mozzarella y Tomates

Para hacer unas riquísimas torres de berenjena, mozzarella y tomates lo primero que debemos hacer es lavar la berenjena y cortarla en rodajas, desechando los extremos. Las colocamos en papel absorbente y las ponemos un poco de sal. Transcurridos diez minutos las damos la vuelta y salamos por el otro lado.

Mientras, ponemos en el vaso de la batidora el aceite, la albahaca, los piñones, el queso parmesano, el diente de ajo y un poco de sal. Batimos muy fino y reservamos en el frigorífico.

Lavamos el tomate, le quitamos la parte de arriba y lo cortamos en rodajas de similar grosor a las berenjenas. Reservamos.

Aparte, escurrimos la mozzarella y la secamos con papel absorbente, y posteriormente la cortamos en rodajas de un grosor similar a las berenjenas y los tomates. Reservamos.

Ponemos una sartén antiadherente a fuego fuerte, sin aceite. Y cuando esté muy caliente echamos las rodajas de berenjena, dorándolas un poco por ambas caras.

Ya solo nos queda preparar las torres. Para ello comenzamos con una rodaja de berenjena, una de queso y otra de tomate, y así vamos poniendo las rodajas hasta formar una torre, que podremos sujetar con un palillo. Repetimos el proceso haciendo otras dos torres.

Sobre cada una de ellas ponemos un poco de pesto verde y podemos rematar el conjunto con un poco de lechuga cortada, frutos secos o cebolla frita en la parte superior de las torres, al gusto. ¡Exquisitas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las torres de berenjena, mozzarella y tomates están deliciosas. Lo podemos tomar a modo de aperitivo o entrante, pero también como segundo plato o para una cena ligera. Incluso puede convertirse en una excelente guarnición. En vez de aceite de oliva podemos aderezar el conjunto con un pesto verde.

Ver más recetas de