LaRazon.es

Tronco de Chocolate con Fresas

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 45 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Tronco de Chocolate con Fresas

5 huevos
60 gr. de cacao en polvo
250 gr. de fresas
60 gr. de harina
100 gr. de azúcar glas
500 gr. de nata montada
Media cucharadita de levadura en polvo
Una pizca de sal
100 gr. de chocolate negro
Pepitas de chocolate
30 gr. de mantequilla

Cómo preparar Tronco de Chocolate con Fresas

Para disfrutar de un riquísimo tronco de chocolate con fresas lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 180º C., con calor por arriba y por abajo.

A continuación montamos las claras de los huevos a punto de nieve y reservamos. Después, batimos las yemas de los huevos y reservamos también.

Aparte, mezclamos la harina, el cacao, la levadura y la sal, e incorporamos poco a poco las yemas. Mezclamos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

A continuación añadimos las claras de los huevos, y volvemos a mezclar con cuidado, realizando movimientos envolventes.

Forramos una bandeja de horno con papel de hornear y extendemos la mezcla sobre la bandeja. Horneamos durante un cuarto de hora. Después, sacamos del horno la bandeja y enrollamos la masa con la ayuda de un paño limpio y seco.

Una vez frío, lo desenrollamos con cuidado y rellenamos con la mezcla de la nata montada y las fresas, una vez lavadas y cortadas en trozos pequeños, dejando algunas fresas para decorar. Después, lo volvemos a enrollar y lo conservamos en el frigorífico.

Calentamos el chocolate, previamente troceado, y una vez esté fundido le añadimos la mantequilla derretida. Mezclamos bien y dejamos enfriar antes de cubrir el tronco.

Podemos decorarlo con pepitas o fideos de chocolate, y algunas fresas. ¡Y ya está listo para ser llevado a la mesa! ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

El tronco de chocolate con fresas está delicioso. Puedes hacerlo para una ocasión especial, como cuando tienes invitados en casa, o simplemente para sorprender a tu familia. No es difícil de hacer y tiene como ventaja que siempre queda bien. ¡Un riquísimo postre que te dejará con la boca abierta!

Ver más recetas de