LaRazon.es

Trucos para Hacer un Rebozado Perfecto

titulo receta

Porciones / número de personas: 1 persona
Tiempo de Preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
Categoría: Carnes

Ingredientes para preparar Trucos para Hacer un Rebozado Perfecto

Harina
Huevo
Pan rallado
Aceite de oliva o girasol
Ajo picado
Perejil picado
Frutos secos triturados

Cómo preparar Trucos para Hacer un Rebozado Perfecto

Los trucos para hacer un rebozado perfecto son muy fáciles. En primer lugar, lo importante es disponer de la suficiente cantidad de harina, pan rallado o huevo, para que el rebozado no quede a medias.

Si vamos a rebozar alimentos húmedos, mejor secar su superficie con un poco de papel de cocina, que absorberá la humedad. De esta manera conseguiremos que la harina se adhiera mejor al alimento.

La harina debemos tamizarla, porque de esta manera cuando rebocemos el alimento no quedarán grumos pegados a él y la harina se repartirá de una manera más uniforme. De igual manera, para dar la vuelta al filete o a la croqueta, o al alimento que vayamos a rebozar, utilizaremos dos tenedores teniendo cuidado de no pinchar el alimento, porque si utilizamos nuestros dedos probablemente estos se vayan llenando de grumos.

Los excesos de harina del rebozado hay que retirarlos. Eso lo conseguiremos sacudiendo el alimento una vez lo hayamos pasado por la harina.

Cuando pasemos el alimento por el huevo, tenemos que haberlo echado en un plato hondo, porque de esta manera el huevo cubrirá toda la superficie del alimento que queremos rebozar y no nos llevará mucho esfuerzo.

Si vamos a utilizar pan rallado, una vez rebozado el alimento lo meteremos en el frigorífico para que su capa externa se seque. De esta manera conseguiremos un rebozado más crujiente y si queremos un extra crujiente podemos rebozar de nuevo el alimento una vez lo hemos sacado del frigorífico o bien utilizar frutos secos triturados.

Para potenciar el sabor del rebozado podemos añadir al pan rallado un poco de perejil y ajo, pero muy bien picados. Asimismo, se puede prescindir del huevo en los rebozados. En este caso, tras la harina pasaremos el alimento por cerveza, agua con gas o una mezcla de levadura en polvo y agua.

A la hora de freír el alimento rebozado el aceite siempre tiene que estar muy caliente, para que nos quede dorado. También es necesario echar los alimentos por tandas, para que no baje la temperatura dela aceite de golpe.

En cuanto al sabor, podemos sustituir el aceite de oliva por aceite de girasol si no queremos que el alimento tenga un sabor muy fuerte. Una vez que hemos frito el alimento lo depositaremos en una fuente forrada con papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite. ¡Y listo para comer! ¡Delicioso!

ver más recetas

Introducción de la receta

Existen trucos para hacer un rebozado perfecto. Cualquier alimento, si está bien rebozado o empanado, entra por los ojos y nos resulta más apetitoso, por lo que hacerlo bien tiene su importancia en la cocina. Son detalles que no nos llevarán mucho tiempo, pero el resultado merece la pena.

Ver más recetas de