Codillo Guisado

Porciones / número de personas: 2 personas
Tiempo de Preparación: 60 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos
Categoría: Carnes
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Codillo Guisado

Aceite de oliva
2 codillos
Apio
Pimienta
1 cebolla
Sal
1 pimiento verde
1 zanahoria
125 ml. de caldo de carne
2 dientes de ajo
250 ml. de vino blanco
Tomillo
1 hoja de laurel
2 patatas

Cómo preparar Codillo Guisado

Me gusta hacer esta receta algún que otro fin de semana. La verdad es que lleva su tiempo, pero no es difícil, y lo bueno es que siempre queda riquísimo.

En mi caso, siempre lo hago con patatas, porque a los niños les encantan, pero lo he probado con repollo, que es lo que le acompaña en la receta original, y también sabe buenísimo.

Comenzamos preparando los ingredientes. Cortamos la hoja de apio, el pimiento, la cebolla, el ajo y la zanahoria en dados no demasiado grandes, pero tampoco muy pequeños. Y salpimentamos el codillo, al que también le añadiremos tomillo para darle sabor.

En este caso vamos a utilizar la olla a presión, así que echamos en ella un chorro de aceite de oliva virgen y la ponemos al fuego. Cuando esté caliente ponemos el codillo y lo doraremos un poco. Para ello, vamos dándole la vuelta, con el fin de que todas las partes de la pieza queden marcadas.

A continuación, ponemos las verduras que teníamos reservadas, junto con el laurel, y dejamos que se pochen unos minutos. Cuando ya estén blandas, incorporamos el vino y dejamos que se vaya evaporando a fuego medio, dando vueltas de vez en cuando con una cuchara de madera.

Por último, añadimos el caldo de carne, tapamos la olla y la dejamos a fuego medio durante media hora aproximadamente. La verdura la podemos dejar así o triturar con la batidora.

Solo queda pelar y cortar las patatas a dados, freírlas en abundante aceite de oliva y servirlas junto a la carne y las verduras. ¡Buen provecho!

ver más recetas

Introducción de la receta

El codillo guisado es una receta alemana riquísima. Allí se acompaña con repollo pero, si nos parece muy fuerte, podemos hacerlo con patatas o puré de patatas, que también combinan fenomenal con esta carne, que queda muy tierna y sabrosa. Su color rosado invita a dar el primer mordisco.

Ver más recetas de