Pan de Dios Portugués

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 150 minutos
Tiempo de cocción: 25 minutos
Categoría: Cocina internacional

Ingredientes para preparar Pan de Dios Portugués

400 gr. de harina
120 ml. de leche tibia
Una cucharada de levadura
280 gr. de azúcar
80 ml. de agua templada
4 huevos
Esencia de vainilla
Ralladura de un limón
Una pizca de sal
Una cucharada de ron
40 gr. de mantequilla
2 tazas de coco rallado
Azúcar glas

Cómo preparar Pan de Dios Portugués

Para disfrutar de un riquísimo pan de Dios portugués lo primero que debemos hacer es mezclar la levadura con la leche tibia.

Después, colocamos la harina en un bol. Hacemos un hueco en el centro y añadimos 80 gr. de azúcar, la leche con la levadura, la ralladura del limón, dos huevos, el ron, una pizca de sal y unas gotas de esencia de vainilla.

Amasamos y después añadimos la temperatura, que tiene que estar a temperatura ambiente. Si es necesario incorporamos más harina.

Seguimos amasando hasta obtener una masa lisa y suave. Después, la ponemos en un bol y la tapamos con un paño. Dejamos reposar durante una hora.

Transcurrido este tiempo dividimos la masa en porciones pequeñas y las damos forma redondeada.

Las colocamos en una bandeja de horno, forrada con papel de hornear, de manera que estén separadas entre sí. Después, las dejamos reposar 45 minutos, hasta que doblen su volumen.

Mientras, mezclamos el coco rallado con el azúcar y el huevo restante. Y echamos esta mezcla sobre cada uno de los panes.

Horneamos durante 25 minutos a 180º C. Transcurrido este tiempo sacamos la bandeja del horno y dejamos que los panes se enfríen, para posteriormente echar un poco de azúcar glas por encima. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

El pan de Dios portugués está riquísimo. Este pan se suele preparar para celebrar el Día de Todos los Santos, pero realmente se disfruta todo el año. Queda tierno y esponjoso, y solo tiene un problema: es tremendamente aditivo. Haz más panecillos de lo que piensas porque vuelan.

Ver más recetas de