LaRazon.es

Bollitos Rellenos de Mermelada

titulo receta

Porciones / número de personas: 12 personas
Tiempo de Preparación: 65 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Categoría: Panes y bollos

Ingredientes para preparar Bollitos Rellenos de Mermelada

500 gr. de harina
Azúcar glas
50 gr. de azúcar
Mermelada al gusto
3 pizquitas de sal
Aceite de oliva
2 huevos
7 gr. de levadura seca
75 gr. de mantequilla
25 cl. de leche semidesnatada

Cómo preparar Bollitos Rellenos de Mermelada

Para disfrutar de unos deliciosos bollitos rellenos de mermelada lo primero que debemos hacer es echar la levadura en un bol y añadir los ingredientes secos, dejando la sal para lo último y reservando la mantequilla y el azúcar glas.

A continuación echamos los ingredientes líquidos, excepto el aceite de oliva, y mezclamos. Después incorporamos la mantequilla y volvemos a amasar con las manos.

Colocamos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y la estiramos con un rodillo hasta que adquiera un espesor aproximado de un centímetro.

Con un molde o un vaso cortamos la masa. Una vez que hemos cortado todos los redondeles posibles volvemos a unir y a estirar la masa, lo que nos posibilitará cortar algunos más.

Depositamos los redondeles que hemos cortado en una bandeja de horno forrada con papel de hornear, separándolos un poco entre sí. Después, cubrimos la bandeja con trapos limpios y ligeramente humedecidos, y dejamos reposar media hora.

Ponemos el aceite en una cacerola y lo calentamos a 170º C. Cuando esté caliente vamos sumergiendo los bollitos en el aceite, hasta que estén dorados por todos los lados. Después, los colocamos en una bandeja forrada con papel de cocina para que se absorba el aceite sobrante.

A continuación hacemos un pequeño corte en cada lado del bollito y rellenamos con nuestra mermelada favorita, con la ayuda de una manga pastelera. Después, espolvoreamos sobre los bollitos un poco de azúcar glas y listos para servir. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

Los bollitos rellenos de mermelada están deliciosos. Quedan muy tiernos y esponjosos, y al morderlos sientes todo el sabor de tu mermelada favorita, lo que les hace muy jugosos y los convierte en unos bollos perfectos para tomar tanto en el desayuno como en la merienda. ¡No te los pierdas!

Ver más recetas de