Brochetas de Pollo, Champiñones y Pimiento

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 80 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Categoría: Verduras y legumbres
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Brochetas de Pollo, Champiñones y Pimiento

2 pechugas de pollo
1 pimiento
Aceite de oliva
500 gr. de champiñones
200 ml. de vino blanco
Tomillo
Sal
Pimienta
Perejil
2 dientes de ajo
Pimentón picante

Cómo preparar Brochetas de Pollo, Champiñones y Pimiento

Para preparar unas riquísimas brochetas de pollo, champiñones y pimientos lo primero que debemos hacer es cortar la pechuga de pollo en trozos no demasiado pequeños, ni demasiado grades. Después, mezclamos en un bol lo suficientemente grande el vino blanco con el tomillo, la pimienta y la sal. Removemos bien y metemos los dados de pollo en el bol. Volvemos a remover para que se impregnen de la salsa y los dejamos en el frigorífico macerando durante al menos sesenta minutos.

Mientras, lavamos y cortamos el pimiento y los champiñones, en trozos proporcionales al pollo. Cuando el pollo esté listo, lo sacamos del frigorífico y vamos preparando las brochetas.

Comenzamos ensartando en el pincho un trozo de pollo. A continuación uno de pimiento y uno o dos trozos de champiñones, dependiendo de lo gruesos que hayamos hechos los trozos.

Cuando estén hechas todas las brochetas ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén o bien las ponemos sobre una parrilla. Las vamos haciendo hasta que los ingredientes, especialmente el pollo, se hayan dorado por todos los lados. Retiramos del fuego y reservamos.

En otra sartén echamos unas gotas de aceite de oliva y los dientes de ajo, bien picados. Lo ponemos a fuego medio. Cuando los ajos estén comenzando a dorarse retiramos del fuego y añadimos el perejil picado y el pimentón picante. Removemos bien y bañamos las brochetas con este refrito. Listas para servir y... ¡deliciosas!

ver más recetas

Introducción de la receta

Las brochetas de pollo, champiñones y pimiento constituyen una receta sana y equilibrada que, además, está deliciosa. Puede tomarse en una comida informal como plato principal, acompañado de algunos entrantes, o bien en una cena. Muy apetecibles en cualquier época del año y adecuadas a todas las edades.

Ver más recetas de