Carne Rellena

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 150 minutos
Tiempo de cocción: 130 minutos
Categoría: Carnes
Dificultad: Moderado

Ingredientes para preparar Carne Rellena

Aceite de oliva
1 kg. de aleta de ternera
Sal
250 gr. de carne de cerdo picada
Pimienta
250 gr. de jamón serrano
250 ml. de leche
150 gr. de champiñones
Un chorrito de coñac
1 zanahoria
100 gr. de pan rallado
Agua
1 huevo
1 cebolla

Cómo preparar Carne Rellena

Para comenzar a preparar esta receta lo primero que debemos hacer es picar la zanahoria, la cebolla, los champiñones y la mitad del jamón serrano que tenemos, reservando el resto en lonchas.

A continuación, batimos un huevo y reservamos.

En un bol grande mezclamos el pan rallado y dos cucharadas de leche con la carne picada, el jamón y los champiñones que teníamos picados, y el huevo que ya estaba batido, añadiéndole una pizca de pimienta y un poco de sal.

Abrimos la aleta de ternera y extendemos las lonchas de jamón serrano, y sobre ellas la mezcla que hemos preparado.

Cerramos la aleta y la atamos con un hilo especial para cocinar. Es muy importante atarla bien para que el relleno no se salga en el resto del proceso.

En una olla grande echamos un chorrito de aceite y lo ponemos al fuego. Cuando esté caliente añadimos la zanahoria y la cebolla picada. Cuando estén un poco blanditas incorporamos la aleta rellena y la doramos por todos los lados.

A continuación echamos un buen chorro de coñac y un poquito de agua, y dejamos que se haga a fuego suave, durante unas dos horas, removiendo la verdura y dando la vuelta a la carne de vez en cuando para que se haga por todos los lados. Si vemos que lo necesita, podemos ir añadiendo agua.

Una vez esté hecho, sacamos la carne y la dejamos enfriar antes de cortarla. Como guarnición se pueden poner las verduras tal y como están, o bien batidas con la batidora y servidas a modo de salsa.

Foto: http://www.flickr.com/photos/frabisa/

ver más recetas

Introducción de la receta

Como ésta es una receta un tanto vistosa, es perfecta para hacerla en días especiales. Y si sobra, se puede congelar cortada en rodajas y consumir otro día. Yo, de hecho, a veces hago dos, una para comer y otra para guardar en el congelador.

Ver más recetas de