Cheesecake de Caramelo sin Horno

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 270 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Postres

Ingredientes para preparar Cheesecake de Caramelo sin Horno

200 gr. de galletas tipo María
8 gr. de gelatina neutra
150 gr. de mantequilla
30 ml. de agua
600 gr. de queso crema Philadelphia
185 gr. de azúcar glass
330 ml. de salsa de toffee
265 ml. de nata para montar
160 gr. de azúcar

Cómo preparar Cheesecake de Caramelo sin Horno

Para disfrutar de un riquísimo cheesecake de caramelo sin horno, lo primero que debemos hacer es preparar una salsa de toffee. Para ello ponemos 115 ml. de nata a fuego medio hasta el punto que comience a hervir.

Aparte, ponemos 160 gr. de azúcar a fuego medio y con una cuchara de madera vamos removiendo hasta que adquiera un color tostado oscuro, sin que llegue a quemarse.

Después, retiramos la cacerola del fuego y vamos añadiendo la nata poco a poco, removiendo con unas varillas. Le añadimos después 60 gr. de mantequilla y mezclamos bien. Reservamos.

Aparte, trituramos las galletas y las ponemos en un bol. Después, las mezclamos con el resto de mantequilla, previamente derretida, hasta conseguir una pasta, con la que cubrimos la base de un molde desmontable, previamente forrado con papel de hornear.

Ahora preparamos el relleno. Para ello ponemos la gelatina a hidratar en agua fría durante 10 minutos. Mientras, batimos el queso con el azúcar glas hasta obtener una mezcla cremosa.

Después, le añadimos la salsa de toffee que teníamos reservada, dejando algo para la decoración final, y mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se hayan integrado.

Calentamos el agua a fuego medio sin que llegue a hervir y le añadimos la gelatina, y después se lo añadimos a la mezcla de queso, azúcar y la de salsa de toffee. Batimos durante un minuto para que se integre bien en la mezcla.

Aparte, montamos el resto de la nata hasta que esté semimontada y la añadimos a la mezcla anterior con una espátula. Vertemos la mezcla en el molde y guardamos en la nevera durante al menos 4 horas.

Transcurrido este tiempo desmoldamos la tarta y la decoramos a nuestro gusto con la salsa de toffee que hemos reservado para la decoración. ¡Exquisita!

ver más recetas

Introducción de la receta

El cheesecake de caramelo sin horno está riquísimo. Esta tarta de queso es ideal para los amantes del toffee y resulta perfecta tanto para sorprender a diario a quienes más quieres, como para una ocasión especial. La combinación del queso y el caramelo hacen única a esta tarta. ¡Te encantará!

Ver más recetas de