Croissant con Chocolate

titulo receta

Porciones / número de personas: 6 personas
Tiempo de Preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Categoría: Panes y bollos

Ingredientes para preparar Croissant con Chocolate

Una placa de masa de hojaldre
Harina
Nocilla
Un huevo

Cómo preparar Croissant con Chocolate

Para disfrutar de un riquísimo croissant con chocolate lo primero que debemos hacer es extender la masa de hojaldre sobre la encimera ligeramente enharinada, para que no se pegue.

Cortamos la masa ayudándonos de un plato o cualquier otro objeto que sea redondo y que nos ayude a hacer una gran circunferencia.

Una vez cortada la circunferencia cortamos el círculo por la mitad en sentido horizontal, y posteriormente en sentido vertical. Cada uno de los cuartos que hemos conseguido los dividimos en tres partes, de manera que tendremos 12 triángulos, como si fuera una pizza cortada en porciones.

Ponemos un poco de Nocilla en la base de cada uno de los triángulos y después vamos enrollando la masa, comenzando desde la base hasta la punta, de manera que la Nocilla quede en su interior.

Colocamos los croissants doblados ligeramente para adentro y separados unos de otros sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. A continuación los pintamos con huevo batido y la ayuda de una brocha de cocina.

Ponemos el horno a precalentar a 180º C., con calor por arriba y por abajo. Cuando esté caliente metemos la bandeja con los croissants y dejamos que se horneen unos 10 minutos o hasta que veamos que están dorados.

Transcurrido este tiempo, sacamos los croissants del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Posteriormente, calentamos la Nocilla unos segundos en el microondas y cuando los croissants estén fríos los adornamos echando unos hilos de Nocilla sobre su superficie, con la ayuda de un tenedor.

Dejamos que el chocolate que hemos utilizado como adorno se solidifique y ya tenemos listos los croissants. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

El croissant con chocolate está delicioso. Es fácil y cómodo de hacer, aunque pienses que la repostería no es lo tuyo, y además gusta a todo el que lo prueba por su inconfundible sabor. Si eres un goloso empedernido, este postre te encantará. ¡Ya verás qué tierno y esponjoso queda!

Ver más recetas de