Croissants Caseros

titulo receta

Tiempo de Preparación: 70 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Categoría: Panes y bollos
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar Croissants Caseros

500 gr. de harina de fuerza.
50 gr. de mantequilla.
75 gr. de azúcar.
25 gr de levadura de panadería.
2 huevos.
75 ml. de leche entera.
75 ml. de agua.
5 gr. de sal.
200 gr. de mantequilla.

Cómo preparar Croissants Caseros

Lo primero que debemos hacer es tamizar la harina, con ayuda de un colador. Con esta, haremos dos volcanes, uno con 1/4 y otro con 3/4 de la harina. En el pequeño mezclaremos la levadura y el agua tibia, amasamos hasta formar una bola y lo dejamos fermentando, en un bol con agua, hasta que quede como una esponja.

En el volcan grande añadimos todos los otros ingredientes, a excepción de los 200 gr. de mantequilla. Los mezclamos todos hasta formar una masa homogénea y le añadimos la masa que hemos dejado fermentando anteriormente. Amasamos todo durante unos 10 minutos, o hasta que la masa resulte elástica, algo húmeda y se despegue de la mesa, o las manos, sin dificultad.

Hacemos dos cortes en forma de cruz y dejamos que repose la masa unos 10 minutos. En este tiempo, ablandamos los 200 gr. de mantequilla, y formamos una lámina gruesa de forma cuadrada. Estiramos la masa y le hacemos una forma de rombo. En el centro de la masa ponemos la lámina de mantequilla y la cerramos, dejando la mantequilla dentro.

Tomamos un rodillo y aplastamos la masa, la estiramos dejándola en forma de rectángulo. La proporión será de tres veces más largo que ancho. Plegamos la masa sobre si misma, como un sobre y volvemos a aplanarla y estirarla, con la misma forma. Haremos este proceso un total de 3 veces.

En este momento, podemos estirarla, para hacer los croissants, o envolver la masa en papel film y dejarla reposando en la nevera toda la noche. Si queremos tomar croissants calentitos al desayuno lo mejor será lo segundo. No obstante, si la masa pasa la noche en la nevera, al sacarla deberemos hacer el proceso de estirar y doblar dos veces más.

En el momento en que queramos hacer los croissants, estiraremos la masa con forma rectangular de 40 cm por la base y del largo que podamos. Una vez estirada, haremos triángulos de unos 8 cm en la base, o 4 si queremos hacerlos mini.

A cada triángulo le haremos un corte de 2 cm en la base, abriéndolo un poco. Los enrollamos desde la base hacia la punta, ensanchándolos ligeramente, para que queden algo huecos.

Los colocamos sobre la bandeja del horno y los humedecemos, esperaremos a que doblen de tamaño. Los pintamos con huevo y los horneamos durante 10 o 15 minutos a 225ºC, teneis que mirar que queden dorados. Al sacarlos se pueden abrillantar con almibar, pero eso ya es si os gustan más así.

Una cuestión importante, es que para muchas familias salen demasiados croissants, por lo que prefieren congelarlos. Bien, pues para congelarlos debeis tomar los croissants, antes de fermentar, y ponerlos en tupers con un papel de horno en la base. Así se os conservarán bien y podreis disfrutarlos otro día.

ver más recetas

Introducción de la receta

Los Croissants los podemos hacer con masa de hojaldre comprada, o podemos hacer nosotros la masa. Es más fácil la primera opción, pero hacer la masa también tiene sus recompensas.

Ver más recetas de