Fideos Chinos con Pollo

titulo receta

Porciones / número de personas: 4 personas
Tiempo de Preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Categoría: Cocina internacional

Ingredientes para preparar Fideos Chinos con Pollo

250 gr. de fideos chinos
8 cucharadas de soja
2 pechugas de pollo
3 dientes de ajo
2 pimientos verdes
1 cebolla
1 zanahoria
150 gr. de champiñones, opcionalmente

Cómo preparar Fideos Chinos con Pollo

Para hacer unos fideos chinos con pollo, lo primero que debemos hacer es cortar las pechugas de pollo en trozos no demasiado grandes, al igual que el calabacín, los pimientos, la cebolla y la zanahoria. Esta última la cortaremos en juliana. Además, también picaremos muy bien los ajos y, si vamos a utilizar champiñones, los cortaremos en rodajas, después de haberlos lavado bien.

A continuación echamos un poco de aceite de oliva en una sartén y la ponemos a fuego medio. Después salpimentamos el pollo y lo freímos hasta que esté dorado. Reservamos.

En el mismo aceite echamos los ajos y los doramos ligeramente, y después incorporamos la cebolla. Un par de minutos después añadimos la zanahoria y a continuación los pimientos, el calabacín y los champiñones, por este orden. Las verduras deben quedar no demasiado blandas.

Por último, añadimos el pollo y removemos, para que se integren todos los ingredientes. Después echamos la salsa de soja y volvemos a remover. Apagamos el fuego y reservamos.

Aparte, ponemos abundante agua con sal en una cacerola, y la dejamos a fuego medio. Cuando hierva echamos los fideos y los hacemos según las indicaciones que aparezcan en el paquete. Después los escurrimos y los añadimos a la sartén, con las verduras y el pollo. Removemos bien mientras el conjunto se calienta ligeramente a fuego medio, y después emplatamos y servimos inmediatamente. ¡Deliciosos!

ver más recetas

Introducción de la receta

Los fideos chinos con pollo están deliciosos. Este es un plato que gusta a todo el que lo prueba, por lo que podéis hacerlo para vuestro día a día y vuestra familia estará encantada. Si añadís unas verduras lo haréis más completo, más nutritivo y más sabroso. ¡Un plato redondo!

Ver más recetas de